edición 5996 - visitas hoy 9514

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias Zona Norte - Tigre, San Fernando, San Isidro, Vicente López

Necesitamos la Reconversión Industrial

La pandemia de COVID-19 es una crisis como ninguna otra. Se percibe como una guerra, y en muchos sentidos lo es.
Necesitamos la Reconversión Industrial

"Economía de Guerra" para combatir el COVID-19


En una guerra, el gasto masivo en armamentos fomenta la producción específica, la actividad económica y se aseguran los servicios esenciales. En esta pandemia mundial, las cosas son más complicadas, pero existe una característica común y es que el éxito de la recuperación dependerá de las políticas emprendidas durante la crisis.


Ante la caída de la demanda habitual la planificación industrial está incorporando modificaciones, en base a una "economía de guerra", para luchar y combatir el coronavirus.


Cornel Ban, profesor de la Copenhagen Business School de Dinamarca, manifestó: “Estamos a tiempo para movilizar la impresionante capacidad de fabricación de los países para combatir la pandemia.”


"Con algún tipo de 'planificación de la economía de guerra', se podría producir el equipo necesario para reducir las tasas de mortalidad causadas por COVID-19".


La fabricación automotriz estadounidense se detuvo por completo en respuesta a la pandemia del coronavirus COVID-19, y las empresas y sus empleados se quedaron esperando para saber cuándo podrían reanudar las operaciones.


“El estado de producción, de nuestras fábricas, se está evaluando semanalmente después de que la compañía pasó su período de cierre inicial que finalizó el 30 de marzo a una suspensión sistemática y ordenada de la producción para ayudar a combatir el COVID-19 ", dijo Mary Barra, presidenta y directora ejecutiva de General Motors.


Actualmente se está mejorando el plan de continuidad y capacitando a la fuerza laboral de la fábrica para la producción 1.000 respiradores en abril.


GM está incorporando medidas específicas para mitigar el riesgo de contagio:



  • Los trabajadores tendrán que autocertificarse en línea todos los días de que no están experimentando ningún síntoma de COVID-19. Si tienen alguno, no se les permitirá trabajar

  • Se evitarán los contactos antes de ingresar al sitio de trabajo.

  • Se controlará su temperatura con un termómetro, previo al ingreso.

  • Se deberán desinfectar sus manos inmediatamente después de su llegada.

  • Cumplirán todo su turno con máscaras protectoras de grado médico.

  • Cada estación de trabajo estará a cargo de una sola persona.

  • Cada estación de trabajo estará espaciada al menos a 2 metros de distancia.

  • La producción comenzará con 3 turnos, entrando y saliendo por diferentes puertas.

  • Minimizarán el contacto social y laboral.

  • Cuando finaliza un turno, habrá un intervalo de 30 minutos entre turnos para permitir a los empleados limpiar sus estaciones de trabajo cuando lleguen y nuevamente antes de irse.

  • Los equipos especiales de limpieza limpiarán y desinfectarán las superficies táctiles comunes, como puestos de trabajo, equipos, manijas de las puertas y las áreas comunes, al menos tres veces por turno.


Ford también comenzará a producir respiradores con medidas de mitigación de riesgo similares y producirá 1.500 respiradores a fines de abril, 12.000 a fines de mayo y 50,000 a más tardar a mediados de julio. "Los equipos de Ford y GE Healthcare, que trabajan de manera creativa e incansable, han encontrado una manera de producir respiradores rápidamente y en cantidades significativas", dijo Jim Hackett, presidente y CEO de Ford.


Fiat Chrysler Automóviles (FCA) está produciendo máscaras faciales protectoras para que los trabajadores de la salud y los servicios de emergencia puedan usar en el trabajo.


La producción recién comienza, con el objetivo de hacer un millón de máscaras faciales por mes y donarlas a la policía, los técnicos de emergencias médicas y los bomberos, así como a los trabajadores en hospitales y clínicas de atención médica.


Toyota Motor Sales comenzará la producción de protectores faciales en 3D de inmediato, mientras busca proveedores de filtros para máscaras de filtrado. Además, Toyota está trabajando con dos fabricantes de respiradores para ayudarlos a aumentar su volumen de producción.


Tesla está reestructurando instalaciones para construir respiradores para la crisis. Al igual que Ford y General Motors, los ingenieros de Tesla están construyendo los respiradores con piezas disponibles para sus vehículos y desarrollando, rápidamente, piezas adicionales para el ensamblaje final.


La línea de montaje de Seat, en Martorrell España, se encuentra produciendo respiradores de emergencia que cuentan con 80 componentes electrónicos y mecánicos que pasan un exhaustivo control de calidad. Se encuentran trabajando y analizando, también, la viabilidad de otros proyectos para contribuir con la lucha contra el coronavirus.


La industria se reconvierte, como en época de guerra, para producir insumos para la luchar contra la pandemia y además para salir del estancamiento económico. 


Las empresas, en este contexto de crisis, deben mantener y si es posible incrementar su imagen y reputación durante la crisis, además de generar utilidades para sus accionistas y contribuir positivamente a la calidad de vida de sus empleados y de las comunidades en que forman parte.


Las políticas gubernamentales tienen que facilitar y fomentar el vuelco de la capacidad ociosa, hoy en cuarentena, al desarrollo de nuevos productos o servicios que requiere la demanda actual.


Jacinto Santiago Gonzalez, PECB Certified Trainer & Executive Coach. Governance, Business Continuity, Risk Manager, and Compliance.


linkedin.com/posts/jacinto-santiago-gonzalez_riskmanagement-riskmanager-iso31000-activity
linkedin.com/in/jacinto-santiago-gonzalez/


Jacinto Santiago Gonzalez

Noticias de Servicios

Noticias de La Zona Norte