edición 5802 - visitas hoy 14699

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com

Noticias de la Zona Norte

05.06.2013 - 22:50

Expectativas de pasajeros y trabajadores por el traspaso del Tren de la Costa al estado

El Tren de la Costa que fue inaugurado por Carlos Menem en 1993 como la opción “pintoresca” de un recorrido turístico casi exclusivo para extranjeros pasó a manos del Estado por su falta de mantenimiento y falencias en el servicio, lo que despertó expectativas entre vecinos y trabajadores.
 Expectativas de pasajeros y trabajadores por el traspaso del Tren de la Costa al estado
Hoy, el tren tiene dos formaciones en vez de nueve y la frecuencia pasó de 20 a 30 minutos sin contar las cancelaciones y demoras que se vinieron sucediendo los últimos años por la falta de inversión.

Ese contrato que Menem suscribió otorgando 30 años de concesión a la Empresa Tren de la Costa S.A., de Santiago Soldati, fue rescindido por el gobierno nacional “porque la empresa incumplió sus obligaciones contractuales”.

“Nosotros venimos una vez por año y en cada oportunidad lo vimos peor, y las estaciones ni qué hablar: rotos los carteles de señalización, todo descuidado, la escalera mecánica sucia y desactivada, entre otras falencias”, dijo una pareja que viaja periódicamente a Argentina, proveniente de España.

La perspectiva de Pedro Ruiz, quien con su pase de jubilado puede tomar el tren todos los días porque “nunca podría pagar los 10 pesos del valor del boleto” es particular.

Mientras esperaba la formación en el andén de la estación
Libertador (a la altura de Olivos), el hombre recordó “el día en que Menem lo inauguró”.

“Después por los diarios me enteré que también estaba Santiago Soldati en ese acto, el empresario que agarró la concesión”, relató a Télam el hombre quien dijo haber sido “testigo del deterioro permanente del servicio año tras año”.

Para Irma Lagos, una vecina que se da “el lujo” de tomarlo una vez por semana, “últimamente nunca podía saber si el tren iba a salir o no. Espero que ahora funcione mejor. Es una pena porque el tren es hermoso”.

“Los paros que hicimos los trabajadores estos últimos dos años, que pudieron afectar el funcionamiento del servicio, evitaron el vaciamiento total de la empresa y pusieron en evidencia lo que estaba ocurriendo”, dijo Leandro Villamayor, delegado de la Unión Ferroviaria.

El dirigente gremial contó que “hace dos años la empresa intentó llevar adelante una medida que llamó 'procedimiento preventivo de crisis' y que según ella, iba a mantener el tren pero reduciendo un 70% del personal”.

Por eso destacó el “rol clave del gremio que supo oponerse a esa medida empresarial en el marco legal y denunciando la estrategia de vaciamiento”.

El delegado contó que “haber hecho paros, haberse movilizado y haber pedido ayuda con fotos y documentación mostrando lo que estaba ocurriendo nos permitió llegar a este día en que para nosotros es un verdadero logro que hay que celebrar”.

“Buscamos que el Estado vuelva a poner todo en su lugar. Hoy podemos decir que se cerró una etapa y abrimos otra para el Tren de la Costa”, sostuvo Villamayor.

Hasta hoy, el ramal que une la zona norte sobre la franja costera sigue siendo turístico a pesar de que las estaciones están muy descuidadas y deterioradas por la falta de inversión.

El valor de boleto por todo el tramo de Maipú (Olivos) a la estación Delta (Tigre) es de 20 pesos para los turistas extranjeros y de 10 para los residentes.

El “trencito turístico” utilizó la traza de la línea del Ferrocarril Mitre que prestó servicios hasta los años 60 entre Retiro y la estación Delta, en el Partido de Tigre.

Después, el tramo entre las estaciones Bartolomé Mitre II (en el partido de Vicente López) y la de Delta quedó abandonado hasta que se licitó en los 90.

A la vera de esta última terminal se construyó el Parque de la Costa, que pretendió ser la versión vernácula de los parques temáticos estadounidenses de Walt Disney, pero que nunca logró la rentabilidad esperada.

Noticias de Actualidad

Noticias de La Zona Norte