edición 6065 - visitas hoy 8463

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias Zona Norte - Tigre, San Fernando, San Isidro, Vicente López

14.11.2013 - 18:49

El jefe de la banda que tiene una familia de rehén estaba detenido por asesinar a un joven en Beccar

Marcelo Ameijeiras, el jefe de la banda que protagoniza una toma de rehenes en Tortuguitas, estaba condenado a perpetua por un crimen cometido en el 2007, se había fugado hace sólo unos meses de una comisaría de Moreno y había salido en publicaciones de la prensa.
Ameijeiras participó de la fuga que protagonizaron seis reclusos de la comisaría 1 de Moreno entre el 8 y el 9 de setiembre pasado, quienes escaparon luego de limar los barrotes de la celda y salieron a través de los techos de casas vecinas.

Si bien dos de ellos fueron recapturados y dijeron haberle pagado a guardias para escapar, seguían prófugos cuatro de ellos, entre los cuales está Cristian Ruiz Díaz, detenido por robo calificado y conocido también como Marcelo Leonardo Ameijeiras, señalan las informes policiales.

En los registros periodísticos aparece el antecedente de la detención de Ameijeiras en el 2007 en la villa de emergencia de La Cava, por considerarlo el asesino del joven Marcelo Gabriel Agüero, cuando se resistió a un asalto frente a su casa, en una zona residencial de Beccar.

El homicidio fue cometido en la madrugada del lunes 13 de enero del 2007 cuando Agüero, un estudiante de 22 años, regresaba a su casa y antes de entrar se entretuvo conversando con su novia en su Fiat Uno.

Esa ocasión la aprovecharon dos delincuentes para encañonarlo y obligarlo a abrirles la puerta de su domicilio, en la calle Billinghurst al 1900: se llevaron dinero, joyas y relojes. Durante el robo Agüero empujó a uno de los ladrones y su cómplice reaccionó a sangre fría, efectuándole un disparo en la cabeza que lo mató en el acto.

Por los reconocimientos fotográficos de personas con antecedentes la policía logró atrapar días después a Ameijeiras, alias El Correntino, en el asentamiento de La Cava.

Según publicó en ese momento el diario La Nación en boca del comisario del operativo, en el trayecto a la comisaría Ameijeiras confesó espontáneamente haber cometido el asesinato y se le secuestró una pistola Bersa calibre 22 que, según los peritajes, fue la que se usó para el asesinato.

El nombre de Marcelo Ameijeiras aparece en otra publicación periodística, también de La Nación, realizada en 2009 en el penal de San Martín bajo el título: "Guardiacárceles y presos comparten el aula y estudian juntos".

"Nadie hace diferencia. Si lo miro por la pilcha (el uniforme), tengo una mirada diferente, porque hace cosas jodidas, pero si lo miro como persona es diferente. Es un compañero más", contó a La Nación Marcelo Ameijeiras, de 37 años, que estuvo antes en otras cárceles.

De esa cárcel Ameijeiras también logró fugarse, según sostiene una publicación de la revista Cambio21.

De acuerdo a ese informe, el 28 de agosto del 2010 y en pleno horario de visita un guardiacárcel borracho habría disparado varias veces contra internos, lo que ocasionó una revuelta tras la cual desapareció Ameijeiras.

Noticias de Policiales

Noticias de La Zona Norte