edición 5824 - visitas hoy 3136

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

31.07.2019 - 17:10

Volvió a prisión Horacio Conzi por el asesinato de Marcos Schenone en San Isidro

Horacio Conzi, el asesino de Marcos Schenone, volvió a prisión porque la jueza consideró “injustificado” que haya salido por un lapso de 12 minutos fuera de su casa para empujar el auto de su hermano Hugo porque debía llegar al cementerio a llevarle flores a la tumba de su madre, informaron hoy fuentes judiciales.
Volvió a prisión Horacio Conzi por el asesinato de Marcos Schenone en San Isidro
En el fallo -al que accedió Télam-, en el que ayer le revocó la prisión domiciliaria y lo mandó a detener, la jueza de Ejecución Penal 2 de San Isidro, Victoria Elías García Maañón, destacó que, además de este episodio, Conzi (60) no sólo rompió la tobillera en una oportunidad porque decía que le ajustaba, sino que también tuvo otras “seis salidas de rango de no más de cinco minutos” desde el 13 de abril que le otorgaron este beneficio.

Según surge del fallo, el hecho por el que Conzi desde ayer fue remitido otra vez al sector de sanidad de la Unidad 48 de San Martín, ocurrió el 16 de julio a las 14.10, cuando el equipo de monitoreo instalado en el domicilio de Conzi, en la calle Santa Rita al 1500 de Boulogne, partido de San Isidro, “reportó una salida en horario no permitido” y cuando desde el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) llamaron para ver lo que pasaba, nadie contestó el teléfono.

Por ello, el SPB avisó al 911 que envió un patrullero, cuyos efectivos llegaron al domicilio donde Conzi ya había regresado y le dijo a los policías que había salido a auxiliar a su hermano Hugo con el auto, mientras que el equipo de monitoreo detectó que el condenado había vuelto a la zona de rango a las 14.22.

Hugo Conzi presentó en el juzgado un escrito firmado por su hermano en el que, según explica la jueza, “se esgrime como justificación la circunstancia desde que se redujera la distancia de movilidad dentro del domicilio, se achicaron los límites a los que estaba acostumbrado moverse el condenado”.

“Por ello, al ayudar a su hermano a empujar el auto que no arrancaba y con el que Hugo disponía a dirigirse al cementerio a llevar flores a su madre fallecida en un nuevo aniversario, se produjo la salida de rango informada”, señala el fallo.
“Encuentro claramente quebrantada la regla fundamental impuesta para mantener el instituto implementado en aras del adecuado tratamiento médico del justiciable”, afirma García Maañón, quien en otro tramo de la resolución señala que revoca el beneficio “por las incuestionables circunstancias fácticas”.

“No resulta creíble desde ningún punto de vista, tan siquiera desde lo humanitario al querer justificar la necesidad de movilizarse hasta el cementerio, que a sabiendas de que el radio de acción había sido acotado (Â…), teniendo en cuenta además que el Sr. Hugo Conzi ha manifestado asiduamente desplazarse en motocicleta, e incluso ante la posibilidad de requerir auxilio mecánico, el aquí condenado, poniendo en riesgo la vigencia del instituto otorgado y con un padecimiento cardíaco, salga a empujar un vehículo por un lapso de 12 minutos”, dice la jueza.

García Maañón señaló que con ello, Conzi quebrantó “injustificadamente la restricción de permanecer en el domicilio”.

“A mi juicio, en el caso no existen dudas en relación a la falta de urgencia y necesidad de quebrantar el instituto, pues no encuentro justificación alguna que amerite considerar indispensable la ayuda que expresa haber dispensado”, agrega el fallo.
La jueza lo envió nuevamente a la Unidad 48 de San Martín, donde estaba antes de que le diera el beneficio, porque cuenta con la infraestructura sanitaria donde se trataba por la afección cardíaca que motivó su prisión domiciliaria.

Respecto al fallo que la Sala I de Cámara de San Isidro le ordenó dictar hace 12 días a raíz de que Conzi ya había roto su tobillera electrónica y también salido a la vereda de su casa a pasear a las cabras que tiene como mascotas, García Maañón aclaró en esta resolución que no iba a pronunciarse aún porque había sido apelado y no estaba firme.

El ex empresario gastronómico fue condenado a 24 años y 9 meses de prisión por haber asesinado el 16 de enero de 2003 a Schenone (23), cuando persiguió y efectuó 14 disparos contra el remís en el que viajaba por la avenida del Libertador, a la altura de Béccar.

Para la justicia, Conzi cometió el hecho luego de haber tenido un ataque de celos cuando vio dentro de su restaurante “Dallas-Las Olas Boulevard” que el joven se besaba con Paula Alonso, una chica a la que él había intentado conquistar.
El homicida estuvo prófugo casi dos meses hasta que la policía lo capturó en Mar del Plata, donde usaba peluca para que no lo reconocieran y usaba un DNI con una falsa identidad. (Télam)

Noticias de San Isidro

Noticias de La Zona Norte