edición 5998 - visitas hoy 5394

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias Zona Norte - Tigre, San Fernando, San Isidro, Vicente López

29.08.2017 - 15:48

Temer modifica el decreto que extingue una reserva amazónica para fomentar la actividad minera y agrega controles

El gobierno brasileño anunció hoy la modificación de un polémico decreto que extingue una reserva forestal del tamaño de Suiza en el norte de la selva amazónica para fomentar la actividad minera, que había cosechado un fuerte rechazo de organizaciones ambientalistas locales e internacionales, con la incorporación de reglas más rígidas para fiscalizar esa explotación en un área rica en yacimientos de oro.
"Lo que existió realmente es una confusión con mucha gente creyendo que estábamos flexibilizando las normas", dijo el ministro de Medio Ambiente, José Sarney Filho, hijo del ex presidente José Sarney, sobre la nueva medida.

El gobierno que encabeza el presidente Michel Temer publicó un nuevo decreto de protección de las áreas indígenas y de preservación ambiental de la actividad minera en la extinta Reserva Nacional de Cobre y Asociados (Renca), aunque mantuvo la extinción de la reserva que requiere la actividad minera.

La semana pasada el gobierno puso fin a la Renca, un área rica en minerales que había sido cerrada a la minería privada nacional y extranjera en 1984 por el dictador Joao Batista Figueiredo ante presiones de compañías europeas y norteamericanas.

La región en cuestión es un área de 47.000 kilómetros cuadrados ubicada entre el estado de Amapá y de Pará, en uno de los lugares más ricos en recursos naturales de la selva amazónica, en el que existen nueve áreas de conservación.

Los movimientos ambientalistas brasileños y extranjeros denunciaron al gobierno de Temer por haber cometido, con el anterior decreto publicado la semana pasad, "el peor ataque a la Amazonia en cinco décadas".

La nueva iniciativa apunta a dejar claro que se preservarán las áreas protegidas y las comunidades indígenas de la actividad minera, que ahora está abierta a las empresas privadas internacionales.

"Se interpretó erróneamente que se liberaba el área para deforestar", dijo el ministro de Ambiente, quien reveló que no había sido convocado antes de que se firmara el primer decreto, defendido por su colega de Minas y Energía, Fernando Coelho Filho.

La modelo Gisele Bundchen y la cantante Ivete Sangalo habían sido las principales caras de denuncia contra la apertura a la minería en una región ambientalmente sensible, sobre todo porque de la coalición de Temer forma parte el bloque ruralista, que se queja de las leyes de protección en la selva ante el avance de la agropecuaria.

El senador Randolfe Rodrigues, de Rede, el partido de la ex candidata presidencial y ambientalista Marina Silva, calificó la modificación como "una forma de engañar a la sociedad brasileña y a la comunidad internacional".

"El nuevo decreto no cambia nada, mantiene la extinción de la Renca, dejando vulnerables a las áreas indígenas: tenemos allí a merced de la minería a ocho unidades de conservación", dijo el senador.

Sarney Filho sostuvo, por su parte, que el presidente Temer garantizó mayor inversión en fiscalización en el área, donde existe una degradación ambiental a causa de la búsqueda de oro en forma clandestina, que está causando contaminación por el uso de mercurio.

Noticias de Internacionales

Noticias de La Zona Norte