edición 6420 - visitas hoy 1347

elcomercioonline.com.ar Noticias Zona Norte

Noticias Zona Norte

Avanza en la Legislatura bonaerense una ley contra el ploteo de bienes públicos

Un proyecto de ley que prohíbe poner nombres de gobernantes o funcionarios a bienes del Estado fue aprobado ayer en la Cámara de Senadores bonaerense.
La iniciativa, que deberá ahora ser tratada en Diputados, se presentó tras la polémica suscitada a partir de los casos de "ploteo" de patrulleros y ambulancias con los nombres de intendentes del Conurbano, por lo que busca prohibir la realización de ese tipo de publicidad en obras públicas o servicios relacionados con la gestión tanto provincial como municipal.

El proyecto de los senadores de Cambiemos Andrés De Leo y Carlos Fernández; y Gabriel Pampín del Frente Renovador, fue aprobado por unanimidad y prohíbe “incluir en las placas inaugurales o de identificación de las obras públicas o servicios relacionados con las mismas, el nombre o sobrenombre e imagen del Gobernador o funcionario público que participe en la ejecución de la misma”.

En concreto, la norma prohíbe la difusión y colocación de nombres, símbolos o imágenes en campañas de actos de gobierno o en bienes del Estado, que supongan la promoción personal de autoridades o funcionarios provinciales.

Semanas atrás, la jefa comunal justicialista de La Matanza, Verónica Magario, mandó a plotear unos 40 patrulleros de la Policía Bonaerense con su nombre.

De igual modo, en José C. Paz, Mario Ishii puso su firma a las ambulancias del Same; en Moreno, Walter Festa (FpV) también intervino las patrullas; y en Vicente López, Jorge Macri (Cambiemos) utilizó móviles de atención de zoonosis en la costa atlántica con su nombre completo.

Durante la sesión que se realizó anoche, Pampín afirmó que “este proyecto tiene un profundo espíritu democrático y transparente. La obra pública es patrimonio de los bonaerenses, y no de un político de turno”.

“En épocas de campaña y elecciones nos parece importante remarcar estos valores democráticos que, en definitiva, revalorizan las instituciones”, afirmó y añadió que “las obras no pueden convertirse en una propaganda de determinado candidato. Son el resultado del pago de los impuestos que con mucho esfuerzo cumple cada bonaerense”.

En esa línea, De Leo dijo que el proyecto se apoya "en la necesidad de poner límites a los funcionarios que, abusándose del poder que detentan, llevan a cabo campañas, desde y con fondos del Estado, con el fin principal de promocionarse y exaltar su imagen".

Últimas Noticias