edición 6421 - visitas hoy 10213

elcomercioonline.com.ar Noticias Zona Norte

Noticias Zona Norte

Impuestos y fletes impactan fuerte en la formación de precios de las cadenas de pan, carne y leche

Impuestos, costos laborales y fletes son cada vez más claves en la formación del valor del pan, la leche y la carne, indicó hoy la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) al presentar su reporte “Indices de precios”.
Se trata del nuevo medidor para la comunidad y el campo, desarrollado por la entidad, en Río Cuarto, Córdoba y que presentará también en el próximo debate del congreso “Imagina, en acción”.

“Hoy la cadena de la leche arroja un resultado de pérdida económica del 4,8%, mientras en el caso de la carne bovina la utilidad alcanza apenas el 2%, el pan logra una ganancia del 19,4% en su cadena y el queso cremoso apenas arroja un resultado favorable del 1,85%”, indicó el reporte de medición.

FADA detalló la formación del precio desde que la producción primaria sale del campo hasta que llega a la góndola o a manos del consumidor y describió la incidencia de los diferentes costos.

El tambero muestra un saldo negativo de 50 centavos por cada litro, la industria pierde 21 centavos y el comercio 13 centavos.

“La leche es un producto al que el supermercado le aplica un margen menor, ya que se la considera un producto gancho o de atracción y ese resultado puntual se compensa entonces con márgenes de otros artículos”, explicó David Miazzo, economista jefe de FADA.

Para la cadena cárnica, los costos suman el 78%, a lo que se agregan las cargas impositivas con un 20% del valor final de la producción.

“Respecto a los costos, al igual que en los indicadores de precios para leche, queso y pan, los salarios y el traslado de la mercadería son los de mayor ponderación, siendo el 1,45% y 10,69% sobre el precio de mostrador”, añadió.

Miazzo explicó que “el comercio es el que tiene mayor costo de personal frente a los otros eslabones; por otra parte, el costo de fletes se encuentra uniformemente repartido entre el feedlot -frigorífico y frigorífico-carnicería, en torno a 0,6- 0,8%”, explicó Miazzo.

Cuando se observan los eslabones del pan alcanzan un componente de costos del 52,2% e impuestos por el 28,4%: “Allí nuevamente de los costos totales de la cadena, una porción importante queda en poder de fletes y salarios” añadió.

El productor agrícola abona el flete del campo al acopio/molino (1,13%) y luego el panadero se encarga del costo de transporte del molino al comercio, 0,98%, medido sobre el costo final del pan.

“Pero si se compara contra el precio del producto, el flete del trigo representa el 15% de su precio y el de la harina el 7%, también de su precio. A lo largo de la cadena, los costos laborales representan el 30,3% del precio final, donde la mayor carga se da en panadería”, indicó Miazzo.

Para la leche, los costos marcan un pico del 81,2% sobre lo que se incorpora un peso impositivo del 23,6% con lo que se termina configurando el señalado escenario de pérdida económica.

En el queso, sobre el precio final la cadena tiene un nivel de costos del 68,58% y la mayor carga impositiva de las cuatro producciones analizadas: 29,67%.

Para realizar el análisis, FADA tomó como valores de referencia el de $105,10 para el kilo de carne promedio en mostrador (IPCVA); $35,60 para el kilo de pan (INDEC); $17,41 por sachet de leche (precios claros) y $135,88 por kilo de queso cremoso (INDEC).

El que se lleva el mayor porcentaje del valor de la carne es el primer eslabón, el ternero, con el 43,4% del precio final, le sigue el feedlot que concentra el 22,1%; el frigorífico representa el 2,1%; luego la carnicería el 12,4% y finalmente el Estado a través de los impuestos, con el 20% restante.

En la cadena del pan, el trigo es el 7,8% del precio final, luego el molino representa el 2,7%, la panadería el 61,1% y los impuestos trepan al 28% del valor final.

Para la leche, el tambo aporta el 28,2% del precio del sachet, la industria el 31,5%, y el comercio el 16,7%. La carga impositiva de un litro de leche alcanza el 23,6%.

En el queso hay un aporte del tambo para el precio final del 27,83%, de la industria del 16,5% y del comercio con un 26% y la carga tributaria asciende al 29,67% del valor del producto.

Últimas Noticias