edición 5897 - visitas hoy 21552

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

16.09.2010 - 8:30

"Cain y Abel" debutó con intrigas, misterios y dos asesinatos

Con un episodio en el que se presentaron casi todos los personajes principales, y en el que quedaron planteados algunos misterios e intrigas de la trama, "Caín y Abel" debutó por la pantalla de Telefe.
La nueva propuesta de On TV -la productora de Bernarda Llorente y Claudio Villarruel- tiene como eje el enfrentamiento de dos hermanos que representan -en apariencia- el bien y el mal y que están enfrentados por el amor de una mujer.

Sin embargo, la historia de los dos protagonistas transcurre en el seno de una acaudalada familia en la que todos parecen tener algo que ocultar y en la que el misterio está a la orden del día.

En la historia, Simón (Fabián Vena) y Agustín Vedia (Joaquín Furriel) están distanciados desde que el primero intentara suicidarse al descubrir que el objeto de su deseo, Valentina (Vanesa González), estaba saliendo con su hermano.

Este suceso dejó a Simón internado en una clínica psiquiátrica y a Agustín exiliado en México y lejos de su amor, aparentemente porque sin que él lo supiera su familia presionó a Valentina para que lo abandonara.

Pero ahora los dos hermanos volverán a encontrarse para el casamiento del desequilibrado y Pilar (Mercedes Oviedo). Sin embargo, el verdadero motivo del regreso de Agustín será investigar unos supuestos negocios sucios de Simón, de los que se entera por medio de Facundo (Antonio Birabent), otro de los hermanos Vedia.

Aunque no será el único elemento turbio del clan, ya que el padre, Eugenio (Luis Brandoni) actuará de formas bastante oscuras junto a su mano derecha, Gregorio (Luis Machín) y a su yerno, Alfredo (Federico D'Elía).

Tanto que ni bien arrancado el primer episodio, el trío se cobrará su primera víctima con Damián (Fena Della Maggiora), un misterioso personaje que había estado espiando a la familia pero que, en realidad, estaba conectado con Facundo.

Damián también será el vínculo entre los Vedia y Leo (Julieta Cardinali), el personaje femenino que volverá a enfrentar por amor a estos modernos Caín y Abel pero que tuvo apenas una brevísima aparición en el capítulo debut.

Además, en esta producción -que parece querer retomar el espíritu de la aclamada "Resistiré"- hay una buena cantidad de inquietantes personajes. Como Beatriz (Mara Bestelli), la única hermana y esposa de Alfredo que aparenta estar siempre al borde de un ataque de nervios; Santino (Juan Bautista Greppi), el hermano menor afecto a filmar a su novia; y Consuelo (Virginia Lago), madre y arquetípica mujer de clase alta.

Con un elenco de excepción, una buena realización y una trama cargada de misterio y toques de romance que se vislumbra como atrapante y retorcida; "Caín y Abel" tendrá ahora la difícil tarea de competir cada noche contra "ShowMatch".

Aunque, conquiste o no el rating del "prime time", es una opción más que válida para aquellos que prefieren la ficción a los escándalos mediáticos y que se quedaron "huérfanos" tras el final de "Botineras". (Reporter)

Noticias de Espectáculos

Noticias de La Zona Norte