edición 5860 - visitas hoy 26102

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

05.06.2007 - 8:45

Nino Dolce fue expulsado de la casa de Gran Hermano

En la gala de expulsión de anoche, El cocinero hot de Playboy Nino Dolce tuvo que dejar la casa más famosa del país, con el 64,1% de los votos en su contra.
Nino Dolce fue expulsado de la casa de Gran Hermano
Este es el clima que se vive adentro, con el “Roña” y Badalá que quieren irse de la casa. Y en el caso del boxeador, el deseo de acabar con el encierro curiosamente tiene que ver con un premio que recibió por una prueba bien hecha.

Todo comenzó con una prenda que organizó la producción del programa, con “Pachu” Peña desde el piso, dándole ridículas indicaciones al “Roña” Castro (a través de una “cucaracha” de sonido que el boxeador se ocultó en la oreja) para que haga cosas como saltar en una pata, pegarle a Vadalá, o decirle a todos que se había hecho encima.

Obediente el “Roña” cumplió con la tarea y se divirtió. Enseguida, dentro del confesionario GH lo premió con la comunicación con sus hijos y su mujer, pero paradójicamente el regalo operó en contra de la alegría que se buscaba. El “Roña” se quebró y quiso abandonar la casa y solo la palabra de su compañera “Yo voy a estar acá por si tomás la decisión de irte” dijo, pero finalmente lo convenció de que siga.

Algo parecido pasó con Luis Vadalá, que primero rezongó con Melina Pitra “Es una bartola y que no sirve para nada”, después el enojo por el carácter de Lissa ““Negrita mal cagada, mide 20 centímetros y te caga a pedos” en referencia al el enojo de la ex Bandana porque no le hacían caso a sus indicaciones cuando ensayaban la prueba semanal de una coreografía de “In the bag Yard Dancing”, del grupo sueco “Ok Gou”, y para coronar el estado berlicoso, después la bronca fue contra Cinthia. Y claro, hizo crisis y desistió de abandonar la casa gracias a la comunicación con su mujer.

Claro, no todo era drama. También se vió que en la cena de los nominados, tal vez por el carácter íntimo de la misma, Nino Dolce confesó que antes de entrar a la casa se había “entrenado” en su casa para ver si se podía masturbar debajo de las sábanas sin que se note. Pero un poco más allá fue María Fernanda Neil, que muy suelta de cuerpo dijo que no solo usa regularmente un vibrador con ocho velocidades (“Lo compré en Alemania”), sino que en la casa ya se había “tocado”.

Noticias de Espectáculos

Noticias de La Zona Norte