edición 6850 - visitas hoy 11039

elcomercioonline.com.ar Noticias Zona Norte

Noticias Zona Norte

Doble Crimen en Vicente López: Del Río pidió la detención del médico que hizo la autopsia de sus padres

Doble Crimen en Vicente López: Del Río pidió la detención del médico que hizo la autopsia de sus padres
La defensa de Martín Del Río, el comerciante detenido por el doble homicidio de sus padres en Vicente López, denunció hoy por falso testimonio agravado al médico forense que hizo la autopsia de sus padres y solicitó su detención, al considerar que cambió la estimación de data de muerte para acomodarla a las necesidades de la fiscalía, informaron fuentes judiciales.

Doble Crimen en Vicente López: Del Río pidió la detención del médico que hizo la autopsia de sus padres


La defensa de Martín Del Río, el comerciante detenido por el doble homicidio de sus padres en Vicente López, denunció hoy por falso testimonio agravado al médico forense que hizo la autopsia de sus padres y solicitó su detención, al considerar que cambió la estimación de data de muerte para acomodarla a las necesidades de la fiscalía, informaron fuentes judiciales.


La denuncia -a la que accedió Télam-, fue presentada por la abogada Mónica Chirivin, ante el juez de Garantías 1 de San Isidro, Ricardo Costa.


"El doctor Martín Adrián Fernández, con la declaración testimonial de fecha 23 de septiembre de 2022 ha cometido el delito de falso testimonio en los términos del segundo párrafo del art. 275 del Código Penal de la Nación", dice uno de los párrafos de la defensora de Del Río.


El artículo en mención señala que "si el falso testimonio se cometiere en una causa criminal, en perjuicio del inculpado, la pena será de uno a diez años de reclusión o prisión".


La clave de la denuncia es el cambio de la data de muerte de las víctimas José Enrique Del Río (74) y María Mercedes Alonso (72).


Fernández estimó originariamente en los protocolos de autopsias que ambas víctimas llevaban de 12 a 18 horas fallecidas cuando se revisaron sus cadáveres en la morgue, lo que ubicaba el doble crimen en horas de la madrugada del 25 de agosto -algo que beneficia a Del Río hijo porque estaba en su casa-, y la posterior rectificación hasta 36 horas, lo que incluye la tarde del 24 de agosto, que es el momento -entre las 17.33 y las 18.30-, en el que los fiscales le imputan a Del Río hijo la comisión del supuesto parricidio.


Para la defensa, en su declaración del 23 de septiembre, "el Dr. Fernández, brinda precisiones que se contradicen no solo con los protocolos de autopsias informados en autos respecto de las víctimas, sino que se contradice a sí mismo en la propia declaración con el afán de acomodar sus dichos a las necesidades de la Fiscalía".


"Es así -continúa la denuncia-, que llegamos al absurdo de leer en la declaración que en relación a la data de muerte dice que informa en la autopsia que era de 12 a 18 horas, después dice que puede extenderse a 36 horas y posteriormente a 24 horas".


Y Chirivin, agrega: "Es evidente que el falso testimonio del Dr. Fernández obedece al fin de sustentar la imputación fiscal en contra de mi defendido Martín Santiago Del Río, siendo esa conducta, reitero, constitutiva del delito de falso testimonio (...), debiendo abrirse de inmediato la investigación necesaria y ordenándose la detención del mismo".


La abogada pidió que la denuncia sea remitida a la Fiscalía General de San Isidro, para que proceda a iniciar una instrucción penal preparatoria (IPP), ya que considera que "el equipo de fiscales" que actúa en esta causa -Alejandro Musso, Martín Gómez y Marcela Semería-, también está cuestionado por la defensa.


Del Río padre y su esposa Alonso aparecieron asesinados -él de tres balazos y ella de uno-, el pasado 25 de agosto en el interior de su automóvil en el garaje de su casona de la calle Melo 1101, de Vicente López.


Si bien tras el hallazgo de los cadáveres había sido aprehendida la empleada doméstica del matrimonio asesinado, María Ninfa Aquino, más conocida como "Nina", como presunta entregadora", el 7 de septiembre los fiscales detuvieron al hijo menor de los fallecidos, Martín, como supuesto autor de un doble parricidio.


Para el equipo de fiscales, el comerciante que manejaba los negocios de su padre fue quien el 24 de agosto por la tarde llegó a la casa de la calle Melo, con alguna excusa convenció a sus padres para subirse al auto Mercedes Benz E350 estacionado en la cochera y los ejecutó con una pistola calibre 9 milímetros desde el asiento trasero, para luego simular un robo en la propiedad y huir de la escena del crimen.


Los fiscales creen que el móvil fue económico, ya que no podía sostener la mentira de una mudanza que les había prometido a un departamento de Núñez valuado en más de un millón y medio de dólares que no había terminado de comprar.


En sus dos declaraciones indagatorias, Del Río se declaró inocente, no se reconoció como "el caminante encapuchado" que quedó filmado yendo y volviendo de Núñez a las inmediaciones de la casa de sus padres en Vicente López, cuestionó las autopsias y criticó a toda su familia por dejarlo "abandonado".


Del Río hijo quedó imputado por "doble homicidio cuádruplemente calificado por el vínculo, la alevosía, por criminis causa (matar para lograr la impunidad) y por el uso de arma de fuego", delito que prevé como única pena la prisión perpetua, y por el que esta semana los fiscales le pedirá la prisión preventiva.

Últimas Noticias