edición 6753 - visitas hoy 46325

elcomercioonline.com.ar Noticias Zona Norte

Noticias Zona Norte

Continúa en grave estado uno de los policías baleados en un allanamiento en el partido de Luján

Continúa en grave estado uno de los policías baleados en un allanamiento en el partido de Luján
Uno de los policías baleados ayer durante un allanamiento en una vivienda de la localidad bonaerense de Torres, partido de Luján, donde fue asesinado otro efectivo, continuaba hoy internado en grave estado, informaron fuentes policiales y judiciales.

En tanto, dos de sus compañeros, también heridos, están fuera de peligro, mientras que el agresor, baleado en el enfrentamiento, también se encuentra en estado crítico.


Durante esta jornada se llevará a cabo el sepelio del sargento Hernán Coll, quien fue asesinado de dos disparos durante el procedimiento llevado a cabo ayer por la mañana en una vivienda de la calle Blas Pascal al 900, situada en una zona rural de la mencionada localidad del partido de Luján, al norte de la provincia de Buenos Aires.


El velatorio comenzó a las 10 en una cochería ubicada en la calle 25 de Mayo y Humberto Primo, de esa localidad, y luego los restos del policía serán inhumados en el cementerio Parque Los Pinos, tras un paso por el frente de la Basílica de Nuestra Señora de Luján.


Los voceros informaron a Télam que aún permanece en grave estado el oficial inspector Gonzalo Núñez, quien recibió un tiro en el pecho en el mismo procedimiento en el que mataron a Coll.


El oficial fue trasladado en un primer momento al hospital de Luján y luego derivado al Centro Médico Integral Fitz Roy, ubicado en el barrio porteño de Villa Crespo.


"Tiene una herida de bala en la pierna y otra en la mandíbula pero no está en riesgo su vida", explicó a Télam una fuente judicial, que agregó que el estado de gravedad está señalado por el tiempo de recuperación que le tomará.


En tanto, el oficial Malcon Neri Churquina se encuentra fuera de peligro tras sufrir una fractura de costilla producida por un impacto en el chaleco antibalas, mientras que el teniente Víctor Hugo Díaz, quien recibió un tiro en una de las manos, fue dado de alta.


Por su parte el agresor, identificado como Hugo Jorge Javier Castro (35), se encuentra internado en una sala de Alta Complejidad del Hospital "El Cruce" de Florencio Varela y su estado es grave, ya que recibió un balazo en la zona del tórax y otro en la cabeza.


"Tiene el hígado comprometido, perforaciones en el pulmón, entre otras cuestiones", indicó la fuente consultada.


Castro fue quien atacó a los policías cuando fueron a detenerlo en el marco de una causa por abuso sexual y violencia de género contra su expareja.


Todo comenzó ayer cerca de las 10 cuando los policías llegaron a la casa de la calle Blas Pascal a buscar al acusado, quien tenía pedido de captura desde el 5 de mayo último por orden del Juzgado de Garantías 2 de Campana, a pedido de la fiscal Irene Molinari.


Las fuentes indicaron a Télam que al llegar al lugar los efectivos fueron recibidos a tiros, por lo que se inició un enfrentamiento.


A raíz del hecho, el sargento Coll, de la comisaría 3ra. de Luján, recibió dos disparos en el tórax y murió cuando era trasladado al hospital, mientras que tres de sus compañeros fueron heridos al igual que el agresor.


Los voceros añadieron que la policía secuestró una pistola Bersa Thunder 9 milímetros que tenía un pedido de secuestro activo de la comisaría 9na. de San Isidro por haber sido robada el 18 de diciembre de 2011.


La fiscal María Laura Cordiviola, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 de Luján, estuvo en el lugar del hecho ordenando las primeras directivas y dispuso que las pericias sean realizadas por personal de Gendarmería Nacional (GNA).


Además ordenó la aprehensión de la mujer que se encontraba junto a Castro al momento del hecho por entorpecer el trabajo judicial.


Según el pedido de detención del Juzgado de Campana al que Télam tuvo acceso, la exesposa de Castro declaró que hasta febrero mantuvo una relación con él, con quien estaba casada y tuvo seis hijos.


La expareja efectuó denuncias ese mes por la violencia que padeció por parte del hombre, el cual fue "excluido del hogar en el que residían juntos y se le ordenó una restricción de acercamiento, la que no habría cumplido, debido a que se presentó en varias oportunidades en su casa, portando un arma de fuego, con la cual la golpeaba y amenazaba".


De esta manera, la fiscalía solicitó la detención, que fue avalada por la Justicia, aunque recién ayer el sospechoso fue localizado.

Últimas Noticias