edición 6139 - visitas hoy 36112

elcomercioonline.com.ar Noticias Zona Norte

Noticias Zona Norte - Tigre, San Fernando, San Isidro, Vicente López

Con un duro discurso y protesta contra aumento de tarifas, la CGT inició plan de lucha y amenazó con agudizarlo

"¡Nos están agarrando de boludos, de pelotudos!", exclamó el secretario general de la CGT Juan Carlos Schmid al pronunciar un duro discurso frente al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), donde no descartó que la central obrera profundice su plan de lucha contra la política económica del Gobierno nacional.
"Si lo peor ya pasó ¿qué es lo que está pasando ahora? Lo que falta es la moneda en el bolsillo de los trabajadores", enfatizó Schmid en una protesta que se centró en reclamos contra los aumentos de tarifas aunque cuestionó otros aspectos de la política económica y el proyecto de reforma laboral que el gobierno presentó en el Congreso.

El titular del Sindicato de Dragado y Balizamiento no descartó "medidas de protesta más fuertes que tendrá que definir la CGT" para rechazar el "ajuste" que, según consideró, anunció este viernes el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, ante la suba del dólar.

Señaló al respecto que el planteo de más recortes en el gasto público es "una declaración de confrontación con los sindicatos y con el pueblo trabajador", por lo que pronosticó que si se avanza con esas medidas habrá "despidos en el sector público que luego se trasladarán al sector privado".

El discurso de Schmid cerró una manifestación de los gremios del transporte agrupados en la CATT, acompañados por otros sindicatos críticos de la CGT: la protesta se realizó frente a la sede del ENRE, de Suipacha al 600 en el microcentro porteño, en repudio al aumento de tarifas en los servicios públicos aplicados por el Gobierno y contó además con la participación de la Juventud Sindical Nacional que encabeza Juan Pablo Brey (aeronavegantes).

Como dato de color, se puede mencionar que no se trató de una marcha típica, sino que los gremios realizaron una especie de parodia acerca de los presuntos efectos del "tarifazo" sobre la ciudadanía, protagonizada por una caracterización del ministro de Energía, Juan José Aranguren.

Durante la movilización, que comenzó con una concentración en Diagonal Norte y Suipacha, personas vestidas de traje y con máscaras, arrastraron carretillas llenas de papeles que simulaban ser billetes de color amarillo de 5.000 pesos y con la cara del funcionario.

"Cuando Aranguren nos dice que esta medida es para sacar a la gente de la pobreza parece que nos está tratando de boludos", sostuvo Schmid y puntualizó que la de este viernes fue la primera de una serie de protestas que la CGT concretará "hasta el 22 de agosto, cuando se realice el Congreso de Normalización" para la elección de las autoridades que reemplazarán al actual triunvirato.

De la marcha participaron gremios de maestros, municipales, ceramistas, judiciales, ladrilleros, obreros de la construcción y de la sanidad.

Entre los dirigentes presentes, se ubicaron al frente de las columnas a Omar Pérez (Camioneros), Raúl Epelbaum (Señaleros), Omar Maturano (La Fraternidad), Roberto Coria (Guincheros), Rubén Ramos (AGAE), Héctor González (Luz y Fuerza Patagonia), Guillermo Imbrogno (AEFIP) y Hugo Benítez (Textiles), entre otros.

Este jueves, la CGT había advertido en un comunicado que, "ante tanta incertidumbre económica y social, el Gobierno impulsa reformas laborales que disminuyen las indemnizaciones y socavan el orden público laboral a favor de las empresas" y sostuvo que "el creciente deterioro de la situación social y laboral hace imposible la política económica" que sigue la Casa Rosada.

Fue en el marco de una reunión del Consejo Directivo, donde incluso hubo dirigentes que pidieron comenzar a realizar acciones que desemboquen en un paro general: no obstante, en el comunicado, la CGT se limitó a señalar que tomará "las medidas que acción sindical que considere necesarias para expresar el rechazo de los trabajadores a esta política económica que agudiza las desigualdades".

La reunión del Consejo Directivo de este jueves se había convocado originariamente para poner en marcha el proceso para elegir nuevas autoridades que culminaría en agosto, pero las últimas medidas adoptadas por la Casa Rosada relegaron la discusión del reordenamiento interno de la central obrera.

Noticias de Información General

Noticias de La Zona Norte