edición 5939 - visitas hoy 706

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias Zona Norte - Tigre, San Fernando, San Isidro, Vicente López

14.12.2017 - 15:20

En medio de un escándalo, levantaron la sesión de Diputados para debatir la reforma previsional

La sesión especial para debatir la reforma previsional en la Cámara de Diputados fue levantada hoy en medio de un escandaloso marco dentro y fuera del recinto, que incluyó gritos, empujones e insultos por parte de los legisladores opositores.
Al poner en duda la cantidad de diputados con los que el oficialismo alcanzó el quórum y criticar que el tiempo de demora para lograrlo fue mayor al permitido, los diputados de la oposición reclamaron suspender el debate apenas comenzado.

En medio del escandaloso escenario, la líder de la Coalición Cívica y diputada oficialista, Elisa Carrió, pidió levantar la sesión especial.

“Lo peor que puede hacer una cámara de Diputados es sesionar en este ambiente de violencia que no ha sido generado por el interbloque de Cambiemos”, dijo Carrió.

En ese sentido, sostuvo: “La violencia se opone a la Constitución y la paz, y como nosotros rechazamos a violencia, yo le pido al señor presidente que levante esta sesión escandalosa”.

“Nosotros no vamos a contestar a su violencia con nuestra violencia”, apuntó y confió: “Vamos a ganar esta votación, esta semana o la otra. Va a haber compensación a los diputados”, ante los gritos y quejas de legisladores de la oposición.

Anteriormente, el oficialismo había logrado quórum para debatir el proyecto oficial luego de más de media hora.

Sin embargo, la diputada nacional Victoria Donda, denunció: “Estaban sentados diputados que no podían estar porque no habían jurado”.

El diputado nacional por el Frente Renovador Felipe Solá cuestionó: “Si hubieran tenido quórum, estaríamos sesionando ahora”.

El diputado del Frente para la Victoria Axel Kicillof criticó: “Es escandaloso querer hacer una sesión en este Congreso con Diputados en enfermería. Nunca pasó”.

El titular del bloque del Frente para La Victoria, Agustín Rossi, subrayó: “El momento del 130 fue fulminante. Nadie sabe cómo se consiguió. Cuando el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, dijo que estaba abierta la sesión había 128”.

“Levantar la sesión fue lo único racional que hizo Cambiemos en este proceso”, consideró.

Así, un clima de tensión se vivió dentro y fuera del recinto, en medio de un fuerte operativo de seguridad dispuesto para evitar protestas en las inmediaciones del Congreso.

En la previa del debate, los diputados también se vieron afectados por el proceder de Gendarmería.

El diputado del Frente para la Victoria Matías Rodríguez quedó inconsciente tras un golpe en la cabeza, mientras a la legisladora nacional del FpV Mayra Mendoza le arrojaron gas pimienta en el rostro, según aseguraron fuentes del bloque.

Noticias de Información General

Noticias de La Zona Norte