edición 5999 - visitas hoy 6058

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias Zona Norte - Tigre, San Fernando, San Isidro, Vicente López

06.08.2017 - 16:52

La inequidad en la distribución de fondos federales condena a la provincia de Buenos Aires a “administrar la miseria”, dijo Lacunza

La inequidad en la distribución de los fondos federales condena a la provincia de Buenos Aires a administrar miseria pese al esfuerzo fiscal que realiza, dijo hoy el ministro de Economía del distrito, Hernán Lacunza, en momentos en que gobernadores peronistas reclaman recibir más recursos.
"La provincia reclama por la inequidad en la distribución fruto de una serie de parches de la coparticipación y del Fondo del Conurbano, lo cual derivó en una distribución muy injusta para la provincia" consideró Lacunza en diálogo con Télam, horas después de que los gobernadores del PJ acordaran solicitar una audiencia a la Corte Suprema para plantear su postura.

Lacunza se refirió de esta manera a la puja por el llamado Fondo del Conurbano, creado en 1992 con destino especifico a obras de carácter social y que se financia con el 10 por ciento de la recaudación del Impuesto a las Ganancias. Desde enero de 1996 -mediante la Ley 24.621- el fondo tiene un tope de 650 millones de pesos para Buenos Aires y el excedente se comenzó a repartir entre el resto de las provincias.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, presentó en agosto de 2016 ante la Corte Suprema de la Nación un pedido de restitución del fondo para su distrito tras considerar agotada la instancia de reclamo político ante sus pares y luego de que se presentaron tres proyectos de ley en el Senado nacional por legisladores de Cambiemos, del Frente para la Victoria y el Gen.

Al poner el reclamo en cifras, el ministro explicó que "cada dos pesos que recauda Buenos Aires recibe uno, es decir contribuye con el 36,8% del producto bruto geográfico y el 37,4% de la recaudación pero recibe el 18,1%, y por más esfuerzo fiscal que haga la provincia y eficiencia en el gasto, mantener esa inequidad tan manifiesta es una condena a administrar la miseria".

Esa diferencia entre lo que aporta y lo que recibe, la provincia la califica como "una discriminación fiscal" que provoca que -a excepción de la Ciudad de Buenos Aires- sea el distrito que recibe menos de lo que aporta frente a casos como Santa Fe, que recauda 8,5% y recibe 8,6%; Córdoba con 7,9% y 8,5%; o Mendoza con 3,5% y 4%, entre las provincias de mayor actividad económica.

Lacunza explicó que actualmente Buenos Aires recibe 6.000 pesos por habitante por año en concepto de fondos de distribución automática, lo que incluye la participación del Fondo del Conurbano y el Fondo Federal Solidario, entre otros. El resto de las provincias recibe en promedio 20.000 pesos por habitante.

Más precisamente, mientras un ciudadano bonaerense recibe 6.007 pesos al año por coparticipación efectiva per cápita, otro de Mendoza recibe 11.587 pesos; el de Córdoba 14.370 pesos; el de Neuquén 15.265 pesos; el de Santa Fe 15.724; el de Jujuy 20.467; el de Santiago del estero 23.469: el de La Pampa 28.189; el de La Rioja 28.995 y el de Tierra del Fuego 41.984.

"Para la distribución de fondos federales, un bonaerense vale poco más de un tercio de un argentino promedio", enfatizó Lacunza.

Para el funcionario, el punto de partida de la inequidad se ubica en el tope nominal de 650 millones de pesos "decidido cuando no había inflación, no había los actuales problemas, y que se fue erosionando cada año, haciéndose menor porcentualmente lo que recibía la provincia hasta una situación insostenible".

"El Fondo del Conurbano que entonces se creó para atender las necesidades de la población de Buenos Aires hoy va a cualquier lado menos a la provincia", insistió el ministro, al detallar que por ese concepto de distribución un bonaerense recibe 40 pesos por año y un argentino del resto del país unos 4.000 pesos promedio.

Ese tope de 650 millones representaba en 1995 el 100 por ciento de participación de Buenos Aires en el Fondo del Conurbano, a partir de lo cual se generó una pérdida progresiva hasta el 1,2 por ciento de participación previsto para 2017, sobre un monto total proyectado a distribuir de 53.605 millones de pesos.

Luego de que Vidal afirmó que a la provincia "se le debe un presupuesto entero", Lacunza precisó que el acumulado de los fondos que no recibió Buenos Aires desde 1995 se calculan en 500.000 millones de pesos, es decir "los recursos necesarios para cerrar la brecha de infraestructura" que tiene la provincia".

"De no haber sufrido esa erosión de los últimos años y hubiéramos recibido lo que correspondía muchos distritos no se hubieran inundado, los bonaerenses tendrían mas autopistas, más escuelas, más hospitales y sería otra provincia", afirmó.

A mediados de junio, la Corte Suprema dio vista del planteo bonaerense a las provincias para que expresen su opinión dentro de un plazo de 60 días hábiles que vence en octubre. Las provincias adelantaron que reconocerán la justicia del reclamo de Vidal pero lejos de resignar recursos argumentarán que los fondos deberían salir de la Nación.

Noticias de Actualidad

Noticias de La Zona Norte