edición 6470 - visitas hoy 40890

elcomercioonline.com.ar Noticias Zona Norte

Noticias Zona Norte

“Fueron cincuenta minutos horribles”, dijo la madre del adolescente asaltado en Beccar

La madre de un adolescente que fue asaltado cuando se dirigía a una clase de piano en la localidad bonaerense de Beccar por delincuentes que se lo llevaron cautivo en un auto hasta su casa y hasta un negocio familiar para robar, aseguró hoy que “fueron cincuenta minutos horribles” y pidió que los culpables “queden adentro”.
“Fue todo muy rápido, muy feo, fueron cincuenta minutos horribles”, expresó esta mañana Ayelén, la madre del joven capturado por los delincuentes, en la puerta de su casa de esa localidad del partido de San Isidro.

Según fuentes policiales, el hecho ocurrió cerca de las 17 del lunes, cuando el adolescente, alumno del sexto año de un colegio privado de la zona, acababa de salir de su casa y caminaba rumbo a una clase de piano, cuando fue sorprendido por varios hombres que se movilizaban en un auto Honda Civic azul y uno de ellos le preguntó el camino hacia la Capital Federal.
En un audio que circuló por Whatsapp, la propia víctima relató la secuencia: “Yo estaba relajado, y mientras le estaba explicando saltaron dos pibes del auto, me agarraron y yo empecé a patalear y a llorar”.

“Me preguntaban dónde estaba mi casa y me amenazaban, me decían que me iban a matar”, recordó el joven, quien dijo que les indicó a los secuestradores cuál era su domicilio y se dirigieron hasta ahí.

Los dos hombres que lo habían arrastrado hacia la parte trasera de la camioneta le colocaron precintos en las manos y pies y entraron a la vivienda, donde se encontraba la madre del chico y sus otros dos hijos, de 13 y 9 años.

“Se metieron y empezaron a hablar por un walkie talkie, me decían 'decile a tu vieja que largue toda la guita, que si no te vamos a llevar con nosotros'“, contó la víctima en ese audio al que tuvo acceso Télam, y agregó: “Estuvieron como veinte minutos, después salieron y arrancó de nuevo el auto mientras yo estaba acostado y tapado con una capucha”.

Voceros policiales indicaron que los ladrones robaron distintos objetos y dinero de la vivienda y luego se dirigieron a una farmacia que posee el padre del joven, ubicada en José Ingenieros al 3417, a unas dos cuadras del domicilio de la familia, donde sustrajeron dinero de la caja registradora.

“Creo que llegaron a robar muy poco, porque cayó una camioneta de la Policía y mi viejo atrás en su auto”, dijo el joven sobre los móviles del Personal Comando Patrulla que se acercaron hasta el lugar tras el robo, alertados por sus padres.
Sobre ese momento, el chico recordó que “empezaron a salir policías de todos lados, en cuatro o cinco camionetas, y ahí empezó una persecución”.

Las fuentes policiales señalaron que los vehículos se metieron en Villa San Cayetano, donde los delincuentes frenaron su marcha, se bajaron del Civic y comenzaron a tirotearse con los agentes.

“Yo rezaba que por favor no me mataran”, mencionó el adolescente, quien también dijo que “los tres pibes salieron corriendo” poco después de iniciarse el enfrentamiento armado, por lo que un policía pudo cortar los precintos que le habían puesto y liberarlo ileso.

Durante el tiroteo, uno de los delincuentes fue herido de bala en la pierna derecha, por lo que fue detenido y trasladado al Hospital Central de San Isidro, mientras que los otros dos ladrones se dieron a la fuga.

La causa es investigada por la Fiscalía de Delitos Complejos de San Isidro, a cargo de Claudio Scapolán, quien dispuso las diligencias correspondientes para dar con el paradero de los otros dos ladrones.

Ayelén, la madre del adolescente, dijo que la zona es muy insegura y que “no sirve nada, ni perro, ni reja, ni vigilancia”.
“Es parte de lo que estamos viviendo y hay que tomar medidas”, consideró la mujer en declaraciones a la prensa, y añadió: “La Policía se movió rápido, pero estas personas (por los delincuentes) no tienen que salir, es la realidad, tienen que quedar adentro”.

En tanto, Juan Carr, titular de la organización Red Solidaria, se reunió ayer por la tarde con padres de un colegio privado de la zona ante la reiteración de casos de inseguridad del que son víctimas los alumnos especialmente que concurren al secundario.

Una de las madres que participó del encuentro aseguró que los casos de alumnos asaltados en la zona norte ascienden a unos 30.

Últimas Noticias