edición 5890 - visitas hoy 54782

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

31.10.2012 - 9:21

“Bailando 2012”: El caño giratorio debutó con la presentación de Florencia Peña

Con gran despliegue de escenografía, arrancó en "Bailando por un sueño" el "caño giratorio", una nueva versión del baile del caño que suma un nuevo nivel de dificultad a las performances.
“Bailando 2012”: El caño giratorio debutó con la presentación de Florencia Peña
Con la pista convertida en un entorno selvático -merced a la presencia de lianas, árboles y palmeras- la nueva edición del sensual ritmo tuvo como particularidad que uno de los dos caños gira sobre su eje, haciendo que treparlo y hacer figuras sobre él tenga un grado mayor de complejidad.

La apertura de la ronda tuvo un número con las bailarinas del ciclo y Daniela Schmoll, una de las máximas especialistas de esta disciplina en el país. Y tras la coreo inicial llegaron a la pista Florencia Peña y Nicolás Scillama, con un maquillaje especial que hacía que parecieran dos tigres.

"Estamos desde las diez de la mañana preparándonos, así que si vamos al duelo te mando un besote. Ah, quiero desmentir que sea Anamá Ferreira", dijo con su habitual desparpajo la actriz, quien le entregó a Marcelo Tinelli una notita subida de tono en la que le pidió que le deje "giratorio" un rincón de su anatomía.

Y con una versión metalera de "Come Together", de The Beatles, como música de fondo, la dupla tuvo una muy buena performance que consiguió buenos puntajes de todos salvo de Flavio Mendoza, quien puso apenas un 7. "Voy a ser muy malo esta vuelta, me hubiera gustado que usaran más el caño giratorio", afirmó, generando nuevos roces con Aníbal Pachano, quien no estuvo de acuerdo con su parecer. Sin embargo, los 33 puntos y los elogios de Moria Casán, que tuvo puntaje secreto, le auguraron a la pareja un casi seguro pase a la siguiente ronda.

Finalizada la primera dupla, Tinelli volvió a hablar con Nina, la amiga holandesa de Alexandra Larsson, y le pidió que se incorpore a su staff de bailarinas; una propuesta que la joven aceptó de inmediato.

Siguieron Magui Bravi y Jorge Moliniers, con singular maquillaje corporal y peinado que los dejaron a medio camino entre seres marinos y aves. Pero a pesar de las destrezas sobre los dos caños, hubo reparos del jurado a la hora de poner los puntajes.

"Parece una competencia a ver quien hace el truco más jugado, y arriesgan y por ahí sale mal. Me encantan pero se juegan tanto que a veces parece que les falta sal, tienen que trabajar mucho más sobre cómo expresar lo que quieren transmitir", dijo Mendoza, que sin embargo puso 10.

Mucho más duro fue Marcelo Polino, quien puso 4 porque le gustó "hasta ahí" y provocó la ira de Bravi, quien se quejó de que el chimentero nunca le pone una nota mayor a 5 y que a veces califica por cosas que exceden la danza, como la previa. "No valorás nada, no te gusta el baile", reclamó ella, a lo que Polino contestó en durísimos términos y le aclaró que "Bailando" es "un reality y no un concurso de baile".

Para el final quedaron Noelia Pompa y Hernán Piquín, quien antes de comenzar el programa sufrió una baja de presión que casi lo inhabilita para bailar. Sin embargo, Piquín demostró ser un verdadero profesional y encaró con su compañera un número en el que interpretaron a dos camaleones.

Así, y aunque Pachano y Polino marcaron que hubo "mucho piso", los campeones de "Bailando 2011" sumaron 37 unidades y cerraron con el mejor puntaje de la noche. "Técnicamente son insuperables, le imprimen carácter a todo o que hacen", elogió Casán.

Noticias de Espectáculos

Noticias de La Zona Norte