edición 5900 - visitas hoy 17819

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

17.09.2010 - 7:30

Bailando por un sueño": El baile del caño debutó entre polémicas y pasos de comedia

Empañado por la pelea entre Moria Casán y Fabio "La Mole" Moli, y con un cierre digno de "Los tres chiflados", el baile del caño debutó en "Bailando por un sueño 2010".
Bailando por un sueño
La emisión del jueves arrancó con una coreografía de "Las chicas de Marce" junto a un bailarín y varias especialistas en "pole dance". Momentos después, Marcelo Tinelli le pidió a una de las expertas que le enseñara cómo subirse al caño, aunque el animador no consiguió realizar la hazaña.

La primera dupla en salir a la pista fue la de Virginia Gallardo y Carlos Bernal, quienes estuvieron caracterizados como felinos. La performance recibió críticas por no haber tenido suficientes figuras en el caño y obtuvo 33 puntos.

Además, Gallardo desmintió los rumores que la vinculaban a "La Mole" y confirmó que abandona el elenco de "Fortuna"; el espectáculo que encabeza su ex, Ricardo Fort.

Después fue el turno de Moli, quien finalmente no bailó debido a que se fue del estudio tras una larga discusión con Casán, a raíz de que la vedette había afirmado que entre él y Gallardo había un romance.

Tras el incidente, Tinelli hizo pasar a la dupla de Silvina Escudero y Nicolás Scillama, quienes hicieron un acting de Caperucita Roja y el Lobo Feroz que terminó con la bailarina luciendo un audaz body painting en sus pechos.

El jurado criticó la falta de fuerza de algunos momentos de la coreografía, pero terminó dándole 34 puntos a la pareja.

Además, Aníbal Pachano y Tinelli le hicieron mención a la baja estatura de Nicolás "Tacho" Riera, el actor de "Casi ángeles" a quien se vinculó sentimentalmente a Escudero. "No importa la altura ni el peso, quiero alguien que me quiera", sostuvo ella.

Para el final quedó la participación de Amalia Granata y Gabriel Usandivaras, quienes llegaron caracterizados de Marilyn Monroe y de un soldado estadounidense.

La performance, que culminó con la dupla tirada sobre una torta de crema, fue ampliamente elogiada y consiguió marcar 36 puntos parciales. Sin embargo, lo más divertido llegó cuando Granata enchastró con crema a Tinelli y él le devolvió la gentileza en una secuencia digna de un episodio de "Los tres chiflados".

Pero la sorpresa la dio Graciela Alfano, quien se levantó para sumarse a la guerra de tortas pero sufrió un tropezón que terminó en una tremenda caída. (Reporter)

Noticias de Espectáculos

Noticias de La Zona Norte