edición 5818 - visitas hoy 17188

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

30.03.2009 - 8:00

Kevin Johansen y Liniers presentaron su libro Oops! en el teatro Maipo

Durante dos noches y a sala llena el músico y el dibujante hicieron disfrutar y bailar al público que se acercó a la sala centenaria logrando el objetivo buscado: Que fue una fiesta del arte.
Kevin Johansen y Liniers presentaron su libro Oops! en el teatro Maipo
Entre el humor, las anécdotas de amores perdidos y encuentros fugaces, pinceladas de acuarelas y sonidos musicales el cantautor y melómano musical Kevin Johansen y el dibujante Ricardo Siri, más conocido como Liniers, presentaron durante dos noches a sala llena en el centenario teatro Maipo una pequeña travesura en formato de libro bautizada Oops!

Más que dos concierto fue el encuentro de dos amigos y de compartir junto al público la edición del libro que publicó Ediciones De La Flor, a lo que el mismo Johansen invitó a todos a disfrutar y pasarla bien, porque eso es lo que hace un “buen anfitrión cuando tiene invitados”.

La premisa fue que Liniers pintara un gigantesco mural que acompañaba las canciones que iba haciendo Kevin Johansen y su banda The Nada como también las dispositivas que se proyectaban y describían a cada paso las letras de las canciones que iban tocando.

A lo largo de las presentaciones celebradas el pasado viernes y sábado Johansen brindó un repertorio de los temas más populares como El Palomo, Anoche soñé contigo, la caricia para todas las chicas con Down with my baby como también aquellas canciones ocultas de sus cuatros discos como El Círculo y Atahualpa, you funky.

No faltó el tango reo con Buenos Aires anti social club para pasar por la cursi y elegante SOS tan fashion, para luego invitar a todos a bailar tomados de los brazos al ritmo del los compases griegos en El incomprendido.
En tanto Liniers no se quedó atrás y mientras le daba vida al gran lienzo que había detrás del escenario bailaba y cantaba con su pincel en la mano.
Hacia al final, y para hacer honor al lugar donde estaban los dos salieron al escenario vestidos como vedettes y jugaron por un rato a ser estrellas del Maipo.

Para el final Johansen cedió el protagonismo a Liniers y hubo intercambio de roles. Liniers pasó a tocar la guitarra e hizo su particular versión de Knocking on Heaven doors de Bob Dylan que el público acompaño con palmas y a coro junto al dibujante mientras que Johansen plasmo su dibujo en el gran lienzo.

Todo fue una fiesta desde el primer acorde al último. El público y los que estaban arriba de escenario fueron uno solo. Todo fue genuino y el objetivo principal se cumplió: pasar un buen rato, como lo hicieron estos dos amigos que se juntaron para hacer la mejor de las travesuras, jugar por un instante a ser vedettes y decir con picardía Oops!, lo hicimos.

Luis Viviant
luisv@elcomercioonline.com.ar

Noticias de Espectáculos

Noticias de La Zona Norte