edición 7390 - visitas hoy 20653

elcomercioonline.com.ar Noticias Zona Norte

Noticias Zona Norte

Adiós a un ícono: la partida de Juan María “Flaco” Traverso conmueve al automovilismo

Juan María Traverso
Juan María Traverso, reconocido como “Flaco”, deja un legado imborrable en el automovilismo argentino tras su fallecimiento en Ramallo. Repasamos la trayectoria de este ícono que conquistó el corazón de los aficionados y dejó una marca indeleble en el deporte motor.

Juan María Traverso, conocido en el mundo del automovilismo como "Flaco", nació el 28 de diciembre de 1950 en Ramallo, provincia de Buenos Aires, y desde su debut en 1971 en Turismo Carretera, se destacó en la escena del automovilismo argentino, compitiendo en las más prestigiosas categorías del país hasta su retiro en 2005.


   La ACTC expresó su "más profundo pesar por la muerte de Juan María Traverso, el ídolo que trascendió al automovilismo".


   A lo largo de su carrera, Traverso conquistó un total de 16 campeonatos y siete subcampeonatos, lo que le valió un lugar prominente en la historia del deporte motor argentino. Se destacó particularmente en Turismo Competición 2000, categoría en la que logró siete corona.


   Además, en Turismo Carretera conquistó seis campeonatos y en Top Race obtuvo tres. Su habilidad no se limitó solo a estas categorías, ya que también compitió en la Clase 3 del Turismo Nacional, el Club Argentino de Pilotos y la Fórmula 2 Codasur.


   El "Flaco" fue ampliamente reconocido por su destreza al volante y su capacidad para dominar distintos tipos de vehículos y competiciones.


   En el año 2000, su excepcional carrera fue honrada con el Premio Konex de Platino, distinguiéndolo como el mejor piloto de la década en Argentina.


   Traverso ganó su primera carrera el 29 de octubre de 1972: El premio Supernafta YPF disputado en el semipermanente de 25 de Mayo. En su vuelta triunfal a Ramallo lo recibió una multitud y los festejos duraron tres días.


   En 1973 se incorporó al equipo oficial de Ford, ocupando el lugar que había quedado vacante por la muerte de Nasif Estéfano y teniendo como compañero a Héctor Luis Gradassi y, en 1977, logró su primer campeonato de Turismo Carretera ganando siete carreras y repitiendo la victoria al año siguiente, imponiéndose en ocho competencias.


   Luego de su paso por Europa, en 1980, Traverso se inició en el Turismo Competición 2000 con un Ford Taunus y, en 1986, llegaría su primer campeonato con una Renault Cupé Fuego, la misma con la que el 3 de abril de 1988 ganó una carrera con el auto incendiado.


   Este sábado, falleció en su ciudad natal de Ramallo, dejando una huella imborrable en el automovilismo.


   Su muerte impactó profundamente en el deporte argentino, con fans y colegas recordando su legado y las innumerables hazañas que lo establecieron como una leyenda del deporte motor.


   A pesar del tiempo, la figura de Traverso sigue siendo una inspiración para nuevas generaciones de pilotos, manteniendo viva su memoria en el corazón de aficionados y entusiastas del automovilismo.

Últimas Noticias