edición 5998 - visitas hoy 51361

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias Zona Norte - Tigre, San Fernando, San Isidro, Vicente López

09.10.2012 - 18:01

El Gobierno rechazó el pedido de un mínimo de siete mil pesos. Dice que es “imposible” y destaca el decreto

El jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, rechazó hoy el reclamo de un haber mínimo de siete mil pesos efectuado por gendarmes y prefectos, por considerarlo "imposible", y dejó en claro que la conferencia que brindó junto al ministro de Economía, Hernán Lorenzino, "no" fue para "responder a ningún petitorio".
"Lo que estamos haciendo acá no es responder a ningún petitorio", remarcó Abal Medina, quien avaló la implementación del decreto 1307, que generó el conflicto, por entender que producirá "un blanqueo que mejorará las condiciones del sueldo a futuro".

Abal Medina también denunció que las protestas obedecen a que se afectó a "una industria del juicio" que actuaba sobre las liquidaciones de los haberes de la fuerza.

El funcionario anunció que por la mañana el Gobierno nacional realizó una serie de denuncias penales contra estudios jurídicos, efectivos de Gendarmería y Prefectura, a altos mandos, y medios bajos, y retirados, que "usufructuaban el desquicio que es la liquidación de haberes en estas fuerzas".

Abal Medina y Lorenzino ofrecieron una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda, en la que aclararon que "no estaban respondiendo a ningún petitorio".

Ante una pregunta puntual, Abal Medina descartó el pago de un salario mínimo de bolsillo de siete mil pesos porque, entre otras cosas, "no hay un patrón claro ni una norma precisa para la liquidación de haberes", con lo cual anticipó que será necesario ver "caso por caso".

Al respecto, señaló que es "imposible hablar de un básico de siete mil pesos", ya que "no hay ningún estamento de la administración pública en la que se pague ese salario mínimo", enfatizó.

Sobre las sanciones impuestas, el jefe de Ministros sostuvo que "nadie va a ser sancionado por reclamar" pero aclaró que la "la Justicia no puede permitir" hechos como el que se produjo días atrás cuando un grupo de efectivos atacó a una de las autoridades de las fuerzas de seguridad o mantuvo "retenido por espacio de dos horas al ministro de Economía".

Abal Medina afirmó que la implementación del decreto 1307 beneficiará a "la inmensa mayoría del personal" de Gendarmería y de Prefectura porque pasarán a tener casi un 80 por ciento de su salario en condiciones remunerativas cuando en la actualidad ese mismo porcentaje lo están cobrando como "suplementos".

Lorenzino y Abal Medina denunciaron una "profusión de descuentos" que afectaban los salarios que eran compensados por "complementos no remunerativos".

Explicaron que a partir de esta situación se generó una "industria del juicio" a partir de una connivencia entre miembros de las fuerzas, estudios jurídicos y abogados.

Además denunciaron que "la mayoría de las sentencias cautelares que beneficiaban a Prefectos y Gendarmes fueron dictadas por un tribunal de Río Gallegos, Santa Cruz, y otro de Santo Tome, Corrientes.

En este contexto, remarcaron que el decreto 1307 garantizaba que tras su aplicación, si algún efectivo cobraba menos que el mes anterior, se le abonaría una suma compensatoria para que no se viera afectada su remuneración.

Abal Medina prometió que "en la próxima liquidación" de sueldos de los gendarmes y prefectos "la inmensa mayoría de la fuerza va a ver mejorada su situación, sin ningún tipo de disminución salarial".

"Garantizamos que en la próxima liquidación casi todos estos problemas estén solucionados, sin ningún tipo de disminución" salarial, afirmó, al tiempo que advirtió que "los únicos que se verán perjudicados son los que usufructuaron esta situación con estas medidas, pero son la absoluta minoría de los componentes de ambas fuerzas".

Noticias de Información General

Noticias de La Zona Norte