edición 5898 - visitas hoy 13959

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

15.06.2011 - 11:00

Un día como hoy la Plaza de Mayo era bombardeada por la aviación naval

A partir del mediodía, decenas de aviones de la Marina de Guerra bombardean y ametrallan la Plaza de Mayo en un ataque que se prolonga por más de cuatro horas y a raíz del cual mueren más de 370 hombres, mujeres y niños que se habían congregado en la plaza por distintos motivos.
El propósito de este bautismo de fuego de la aviación naval, contra su propio pueblo y a una ciudad indefensa, era asesinar a Juan Perón y producir un golpe de estado, para lo que los bombardeos se extendieron a la Casa Rosada, la Confederación General del Trabajo y la residencia presidencial. A raíz de la resistencia de las tropas leales y de los obreros convocados por la CGT, pronto se generalizó un tiroteo con las tropas golpistas del Batallón 4, que debieron replegarse al interior del Ministerio de Marina, desde donde poco después se rindieron ante el temor que les infundían los miles de trabajadores que, desarmados, habían cercado el edificio dispuestos a defender a su gobierno y a hacer justicia por mano propia.

Aún no repuesto del impacto provocado por el salvaje bombardeo a una ciudad abierta que parecía surgido de los peores momentos de la Guerra Civil Española, el presidente Perón trató de apaciguar los ánimos buscando una reconciliación; los autores e ideólogos de la masacre recibieron penas menores, con excepción del cabecilla, general Toranzo Calderón, condenado a una prisión perpetua que nunca se hizo efectiva.

El bombardeo se había realizado bajo la consigna Cristo Vence y contaba con el apoyo de las altas jerarquías católicas, por lo que esa noche grupos de exaltados tomaron por asalto y prendieron fuego a la Curia Metropolitana, las catedrales de Santo Domingo y San Francisco, junto con otras ocho iglesias.

La indiferencia policial ante estos sucesos, el propósito gubernamental de silenciar el bombardeo hasta el extremo de no volver a mencionarlo en ningún acto oficial y una hábil maniobra de manipulación informativa crearon una sensación de escandalizado horror ante el incendio parcial de los templos y una completa indiferencia, y hasta ignorancia, respecto al asesinato de 370 ciudadanos y las gravísimas heridas recibidas por otros 800, en una acción que en la actualidad está siendo investigada como delito de lesa humanidad.

Para darse una idea de la dimensión del episodio, cabe recordar que en el bombardeo a la ciudad vasca de Guernica, que tuvo lugar el 26 de abril de 1937 y aún sobrecoge a la Humanidad, perdieron la vida no más de 150 personas, según han establecido Vicente del Palacio y José Angel Ttxaniz, investigadores de la asociación Gernikazarra.

Noticias de Información General

Noticias de La Zona Norte