edición 5817 - visitas hoy 10124

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

22.12.2010 - 17:20

Buenos Aires en "alerta amarilla" por la ola de calor, que no cede

El Servicio Meteorológico (SMN) emitió hoy un "alerta amarilla" para la Capital y el conurbano bonaerense por los riesgos para la salud que genera la intensa ola de calor que castiga la región y que, se estima, se mantenga hasta el viernes, con térmicas superiores a los 35 grados.
Buenos Aires en
El ministerio de Salud, en tanto, aconsejó adoptar medidas de prevención para evitar descompensaciones y golpes de calor que pueden provocar, entre otros trastornos, las temperaturas altas y recordó que los más afectados son embarazadas, niños y mayores de 65.

El SMN informó sobre el "estado actual efecto sobre la mortalidad amarillo" en su página web, en el marco del denominado "sistema de alertas sobre olas de calor y salud", que implementó en enero.

La temperatura y sensación térmica alcanzó los 35,7 grados a las 15 en la ciudad de Buenos Aires, donde está previsto que mañana será de 37 y el viernes de 33, mientras que el sábado volverá a subir a 34. El Servicio Meteorológico recordó que se considera ola de calor cuando la temperatura máxima y mínima es superior a 20 o 23 grados por varios días consecutivos.

El organismo implementó en enero el sistema de alertas de calor y salud en forma experimental en ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires y las ciudades de Santa Fe, Paraná, Córdoba, Tucumán y Mar del Plata.

El alerta amarillo, explicó en esa oportunidad el SMN, significa "un aumento del riesgo de mortalidad de leve a moderada, entre un 10 a 30 por ciento de la mortalidad diaria, especialmente en las grandes áreas urbanas".

El sistema de alertas está basado en variables meteorológicas y la mortalidad diaria registrada en la ciudad de Buenos Aires en la última década.

El organismo manifestó que estudios mostraron que "hay una relación entre las temperaturas y la mortalidad diaria en forma de U" y explicó en ese momento que la población "es susceptible a temperaturas muy bajas en la época invernal y a temperaturas altas en verano".

La ciudad de Buenos Aires, reportó en ese sentido, tiene un promedio estival de 90 muertos por día y citó, a modo de ejemplo, que durante la ola de calor de principios de 2001 "se elevó a 250 decesos en un día".

El sistema de clasificación de olas de calor y su efecto en la mortalidad comienza con estado amarillo (efecto sobre la mortalidad leve-moderada), sigue con naranja (efecto sobre la mortalidad moderada-alta) y finaliza con rojo (efecto sobre la mortalidad alta-extrema).

El ministerio de Salud, en tanto, recomendó tomar mucha agua, usar ropas sueltas, consumir alimentos frescos y no realizar ejercicios físicos en ambientes calurosos ante la presencia de temperaturas elevadas.

La cartera sanitaria pidió extremar cuidados a las personas que padecen enfermedades crónicas, respiratorias o cardíacas, hipertensión arterial, diabetes y obesidad.

Los ancianos y las personas que trabajan en ambientes calurosos y húmedos tienen mayor riesgo de sufrir golpe de calor.

Entre las medidas de prevención recomendó tomar mucha agua; evitar las comidas abundantes y consumir alimentos frescos, como frutas y verduras; evitar las bebidas alcohólicas, muy dulces y las infusiones calientes; usar ropa suelta, de materiales delgados y de colores claros; no realizar ejercicios físicos en ambientes calurosos y tomar líquido antes de comenzar cualquier actividad al aire libre.

Además pidió protegerse del sol poniéndose un sombrero o usando una sombrilla; usar cremas de protección solar (SPF en inglés), factor 15 o más; y evitar actos públicos o juegos en espacios cerrados sin ventilación.

En el caso de lactantes y niños menores de 5 años, recomendó dar el pecho a los lactantes con más frecuencia; dar de beber agua fresca y segura; trasladarlos a lugares frescos y ventilados y ducharlos o mojarles todo el cuerpo con agua fresca.

Noticias de Información General

Noticias de La Zona Norte