edición 5893 - visitas hoy 14671

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

13.09.2010 - 19:00

Macri vuelve a acusar a los dueños del boliche de Palermo por las dos muertes: "la ciudad controlo"

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, renovó hoy las acusaciones a los dueños del boliche del barrio de Palermo donde murieron dos jóvenes tras derrumbarse un entrepiso y volvió a defender los controles que hizo su administración.
"Lo que ha habido acá fue un mal uso de una habilitación", afirmó el mandatario comunal, en línea con lo que expresó la semana pasada el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, acerca de la responsabilidad de los dueños del boliche Beará, donde murieron el viernes a la madrugada dos jóvenes y otras 25 personas resultaron heridas.

El jefe de gobierno aclaró, igualmente, que se deben esperar "las pericias" para determinar si el entrepiso que se derrumbó tenía "más de los 400 kilos por metro cuadrado que figuraba en los planos autorizados o estuvo mal hecho".

El viernes, poco antes de las 4, el entrepiso del local de Scalabrini Ortiz al 1600 se desplomó y cayó sobre Ariana Lizarraga y Leticia Provedo, de 20 y 21 años, quienes murieron antes de llegar al Hospital Fernández.
Macri destacó que su gobierno mantuvo contacto con familiares de ambas víctimas.

"Los controles que tenía que hacer la Ciudad los había hecho. Nunca en la historia un local había sido inspeccionado más de una vez por mes y en este caso se había inspeccionado nueve veces en el año. Hay 1.300 inspecciones por mes", recalcó el jefe de gobierno.

Tras encabezar una reunión de gabinete, el jefe del gobierno porteño señaló en una conferencia de prensa que lo de Beará fue "una tragedia triste" y pidió esperar los resultados de las pericias.

"Hemos explicado reiteradamente que se han hecho muchísimas inspecciones, más de una por mes. El señor (propietario de Beará) tenía la habilitación en regla. Esperemos a ver qué dicen los peritos, qué es lo que sucedió. Acá ha habido un mal uso de una habilitación que se tenía", indicó.

En ese sentido, ejemplificó que se puede "aprobar un ascensor para que lo usen en perfectas condiciones cuatro personas. Si suben diez personas y el ascensor se cae, no hay manera. Hay una responsabilidad ciudadana que no es reemplazada por el Estado".

Cuando se le preguntó quién era responsable por el incidente que provocó dos muertes, contestó: "Del que recibe la autorización del gobierno para utilizar (el boliche) como corresponde y no lo utiliza como corresponde".
"El Estado no puede estar todo el día fijándose que suban solamente cuatro personas. Hay un punto en el que la responsabilidad ciudadana es irreemplazable", prosiguió Macri.

El jefe de gobierno, además, dio a entender que no existen irregularidades de los inspectores que se dedican a los controles, ya que "se les avisa minutos antes del lugar al que tiene que ir para evitar que tenga connivencia con los dueños de los boliches".

"Se hacen 1.300 inspecciones por mes, 40 por noche sin avisar antes y al inspector se lo llama minutos antes para que no haya connivencia con los dueños de los boliches", concluyó Macri, quien insistió con su "felicitación" a los organismos de emergencia que actuaron la noche de la tragedia de Palermo.

Noticias de Información General

Noticias de La Zona Norte