edición 5801 - visitas hoy 9342

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com

Noticias de la Zona Norte

28.07.2009 - 10:00

"No solo queria llevarse el auto, los queria matar a los dos"

La madre de la novia del abogado asesinado anoche en Florida dijo hoy que el delincuente que cometió el ataque "no sólo quería llevarse el auto sino que los quería matar a los dos".
"Estamos destruidos por lo que tuvimos que vivir, una cosa totalmente injusta, porque ni siquiera le dijeron que le iban a robar el auto, (el delincuente) se paró frente a ellos, corriendo en el medio de la calle, les disparó y le dio a Maxi en el pecho y lo mató", expresó Graciela, madre de la joven.

Entre lágrimas, la mujer contó a radio Mitre, que ni bien ocurrió el hecho su hija se tiró del auto pidiendo ayuda al guardia que está en la esquina, porque el delincuente, que era uno solo, estaba armado frente a ella.

La mujer contó que el agresor no llegó a decirles nada "directamente tiró" y como el joven abogado hizo una maniobra para entrar el auto a la casa, "se ve que pensó que iba a escapar o algo de eso y ahí le disparó directamente".

"Ni siquiera dijo 'es un asalto, bájense'", expresó la mujer, quien aseguró que "no había ningún motivo para que pasara esto".

"Matan por matar, después te tiro a la calle y me llevo el auto, eso pensaba este desgraciado. Si mi hija no se tira del auto el segundo balazo era para ella", agregó.

Graciela contó que conocía a Maximiliano desde hacía ocho años, ya que estudió abogacía con su hija Romina, con quien ahora estaba de novio.

La mujer negó categóricamente que el hecho haya tenido una motivación distinta al robo.

"Son chicos que trabajan en cosas que no tienen nada que ver con delincuentes ni nada por el estilo. Si bien Maxi es abogado penalista, estaba trabajando en cosas simples porque recién había comenzado, y mi hija es abogada ambientalista, de un estudio importante de Capital", dijo.

Graciela contó que Maximiliano era el único hijo varón, que tenía una hermana y que vivía en Olivos con sus padres, que "están destrozados".

Sobre su hija, Romina, la mujer dijo que está muy mal. "Sufre un ataque de nervios, ni yo puedo reponerme de la visión de Maxi tirado en el asiento del auto ensangrentado, sin siquiera haberse movido, es una cosa que no voy a olvidar jamás", exclamó llorando.

Graciela dijo que el custodio que está en una garita en la esquina de su casa ni siquiera se percató de lo sucedido, al tiempo que denunció que los médicos de una clínica privada situada a media cuadra se negaron a asistir al joven cuando agonizaba en el lugar.

Graciela dijo que en la zona se registran numerosos robos, especialmente a automovilistas que entran o salen de su casa.

"Estamos indefensos, vivimos encerrados con alarmas, no puede ser que los chicos no puedan ir a trabajar y a estudiar", concluyó

Noticias de Vicente López

Noticias de La Zona Norte