edición 5898 - visitas hoy 18571

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

04.12.2012 - 20:22

Va a juicio oral la joven acusada de matar a su pareja arrojándole agua hirviendo en el rostro

La joven Florencia Trías será sometida a juicio acusada del homicidio de su pareja y padre de su hija, Matías Cuello, arrojándole agua hirviendo a la cara, informaron hoy fuentes judiciales.
La elevación a la instancia oral y pública fue resuelta por el Juzgado de Garantías 6 de San Isidro, luego del pedido del fiscal de Pilar Marcos Petersen Victorica que acusó a Trías del delito de homicidio simple, con penas de ocho años a prisión perpetua.

Cuello, de 24 años, murió en mayo último tras más de veinte días de agonía a raíz de las complicaciones de salud originadas por las quemaduras que recibió en el rostro.

La pareja tenía una beba de seis meses y convivía en una casa que alquilaba en la esquina de las calles Almonacid y Oliden, en la localidad de Manuel Alberti, partido de Pilar, al norte del Gran Buenos Aires. Por causas que hasta ahora no fueron precisadas, la noche del 15 de abril último ambos discutieron y, según contó una vecina, se oyeron gritos del joven suplicando "íNo me quemes, no me quemes!".

El muchacho estuvo internado 22 días -primero en el Hospital Sanguinetti y luego en la Clínica Modelo de Vicente López-, y el 7 de mayo murió por las graves infecciones provocadas por las quemaduras.
Familiares de Cuello declararon que la pareja tenía una relación conflictiva y que aparentemente ella lo golpeaba, porque el muchacho iba a trabajar con marcas cuya procedencia no sabía explicar, dijeron.

Luis Cuello, el padre del joven muerto, quien acusa a la chica como responsable del crimen, dijo en aquella oportunidad que "ella lo amenazaba con no dejarle ver a la nena, por eso él no hacía nada en su contra".

Y acotó que "nosotros, como padres, le aconsejábamos que trate de dejar a esa chica pero él soportaba todo por la nena".

Por el contrario, la defensa de Trías pidió en la etapa de instrucción el sobreseimiento de la chica, que goza del arresto domiciliario, y planteó que si resulta juzgada lo sea por el delito de homicidio con exceso de legítima defensa.

Según la versión defensista, Cuello tenía una pava eléctrica con agua hirviendo, forcejeó con Trías, de 19 años, e intentó arrojársela a ella, pero cayó de espaldas sobre la cama y se quemó al caerle el agua encima.

Noticias de Policiales

Noticias de La Zona Norte