edición 5821 - visitas hoy 22007

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

14.12.2010 - 21:00

Duhalde afirma que hay un "clima pre-anárquico" y pide "ponerle fin, sin pegarle un tiro a nadie"

El ex jefe de Estado habló en medio de las acusaciones en su contra que lanzaron desde el ámbito oficialista y que tuvo su punto más alto con la definición de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de que las tomas están "apadrinadas".
Duhalde afirmó hoy, recordando una polémica frase del ex presidente Raúl Alfonsín, que "la casa no está en orden" y consideró que el Gobierno tiene un "estado de confusión muy grande", que demora una solución a las ocupaciones de predios en el Conurbano bonaerense y en el sur de la Capital Federal.

Además, aclaró que no podía "descartar" que la sucesión de tomas responda a una "zancadilla" de parte de la Casa Rosada al jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, a quien le endilgó haber "creado" la Policía Metropolitana, motivo de discordia entre ambas administraciones, cuando "no era momento de cumplir con ese compromiso" asumido durante la campaña electoral.

El ex presidente, quien se cruzó públicamente con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, por su pedido de poner "orden", dijo a las radios Mitre y La Red que "los que están acostumbrados a gobernar" saben que "en diciembre hay que tener más cuidado".

Destacó que en este mes "empiezan revueltas en las cárceles, y si hay hambrunas, lo que está lejos de suceder como un fenómeno generalizado, también tomas de algún supermercado. Hay que tener más cuidado en estos tiempos de fin de año", advirtió.

En ese contexto, criticó la falta de reuniones de gabinete en el seno del Gobierno, y dijo: "Si usted tiene que ordenar una cosa, primero tiene que ordenar su casa, y la casa no está en orden realmente, porque sabemos que los ministros no están enterados, casi no hablan, la ministra de Desarrollo Social (Alicia Kirchner) no ha aparecido una sola vez. Hay un funcionamiento anómalo de las estructuras del Estado", señaló.

Tras deslizar que funcionarios nacionales "tienen que decir cosas que no piensan", porque "cuando no las dicen les pasa lo que le pasó a (Roberto) Lavagna y a (Sergio) Massa", que debieron irse del Ejecutivo, Duhalde dijo que el Gobierno "tiene que resolver el problema, no pelearse con el gobierno de la Ciudad". "Tienen que tranquilizarse y no estar viendo a cada hora a quién le echan la culpa. Se crea un clima pre-anárquico en la Argentina, al que hay que ponerle un fin, sin pegarle un tiro a nadie, pero hay que ponerle fin", reclamó.

"Lo que dijo Aníbal Fernández sobre mis declaraciones, en relación a que había que pacificar y ordenar el país, que hablar de pacificación y orden 'es antidemocrático', es porque presupone que el orden es ideológico, y que yo planteo el orden con ametralladoras o bayonetas. Lo dije en Estados Unidos, pero también acá el día que asumí la Presidencia. Ordenar y pacificar el país, sin balas, lo dije como prioridad. Hay que hacerlo, y no digo matando gente", agregó el ex gobernador bonaerense.

Para Duhalde, "el Estado no puede desertar de su obligación, que es aplicar la ley, y hay que aplicarla responsablemente. Pero hay un estado de confusión muy grande en el Gobierno y hay que esperar a que se serenen estos momentos", dijo.

Luego de enfatizar que "es una vergüenza que haya argentinos que la primera tierra que tengan para vivir sea la del cementerio", el ex presidente concluyó: "No descarto que el Gobierno le quiera hacer una zancadilla a Macri y le salga el tiro por la culata, pero no puedo afirmarlo porque sería una irresponsabilidad de mi parte".

Noticias de Política

Noticias de La Zona Norte