edición 6065 - visitas hoy 26634

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias Zona Norte - Tigre, San Fernando, San Isidro, Vicente López

23.02.2016 - 10:00

Detuvieron al autor del femicidio de Pilar

El hombre acusado de haber asesinado a puñaladas a su ex pareja delante de sus tres hijos en el partido bonaerense de Pilar fue detenido esta madrugada cuando regresaba a su domicilio particular.
El imputado, identificado como Brian Montenegro, de 32 años, fue arrestado en un operativo especial montado por la Coordinación Departamental Pilar que incluyó 220 efectivos de las comisarías y del área de investigaciones que buscaban en la calle y montaban vigilancia encubierta en los domicilios a los que podía ir el prófugo.

Montenegro fue apresado alrededor de las dos de esta madrugada cuando regresó caminando a su domicilio de la calle Abedul 727 de Villa Astolfi y antes de que ingrese fue reconocido e interceptado por policías de la Dirección Distrital de Investigaciones (DDI) Pilar.

“Regresó a su casa porque estaba deambulando sin ropa, dinero ni comida. Tarde o temprano lo íbamos a detener y lo logramos”, dijo una fuente policial.

El imputado fue trasladado hasta la Coordinación de Investigaciones de San Isidro, ubicada en el cruce de las Avenidas Tomkinson y Juan Segundo Fernández, donde permanecerá alojado hasta su indagatoria.

Débora Díaz, de 28 años, fue asesinada de cinco puñaladas delante de sus tres hijos de uno, siete y doce años en su casa del partido bonaerense de Pilar por su ex pareja y padre del menor de los niños.

El hombre tenía una restricción de acercamiento desde diciembre del año pasado tras una denuncia por violencia de género.

A pesar de ello, Brian, ingresó a la vivienda de la víctima a quien atacó delante de sus tres hijos y luego escapó.

El agresor dejó en el lugar una zapatilla con sangre y un cuchillo tirado en la calle mientras escapaba, lo que le permitió a la policía seguir sus rastros y dar con el acusado cerca del lugar del hecho.

El hombre ya había amenazado a su ex mujer en varias ocasiones y la última denuncia en su contra por violencia de género había sido efectuada en enero.

A Montenegro le molestaba que su pareja haya conseguido trabajo como niñera. “A Débora la voy a matar y después me voy a suicidar”, le decía a sus amigos y a familiares de la víctima.

Todos parecían saber que era un hombre violento y que no era la primera vez que se había ensañado con Débora, tenía una orden de restricción de 500 metros que violó durante todo el fin de semana, cuando merodeó la vivienda de la mujer.

El pasado domingo fue visto alrededor de las 20.00 por vecinos en la esquina de la casa junto a un amigo tomando cerveza, luego trepó al techo de la vivienda y tras levantar una chapa consiguió ingresar.

Allí esperó a su ex pareja hasta que llegó junto a sus tres hijos. Tras una breve discusión, el hombre atacó a puntazos a la mujer frente a los menores y escapó corriendo.

El mayor de los nenes corrió a la casa de su abuela y le dijo “le pegaron a mamá. Vení rápido”.

Cuando llegaron ya era tarde, Débora agonizaba en la vereda, hasta donde pudo arrastrarse para pedir ayuda.

Débora ya estaba muerta cuando llegó la ambulancia.

Los vecinos salieron a buscar al asesino y en unos pastizales hallaron el cuchillo ensangrentado, una zapatilla, bolsas con ropa y una almohada, lo que indicaba que había dormido a la intemperie y que estaba cerca.

Fue así como personal de la DDI de Pilar pudo detener al asesino.

La fiscal Carolina Carballido Calatayud, de la Unidad Funcioanl de Instrucción de Violencia de Género de Pilar, le imputa a Montenegro el delito de “homicidio agravado por haber sido cometido contra una mujer y mediare violencia de género”, es decir, femicidio, figura que prevé una pena de prisión perpetua.

La fiscal evalúa indagar mediante el sistema de Cámara Gesell a los tres nenes, únicos testigos del femicidio.

Noticias de Policiales

Noticias de La Zona Norte