edición 5802 - visitas hoy 17915

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com

Noticias de la Zona Norte

24.08.2012 - 20:09

México se une a Estados Unidos, Japón y la Unión Europea en contra de la Argentina

México le pidió a la Organización de Mundial del Comercio (OMC) que llame a "consultas formales" al gobierno de la Argentina, y se sumó a las acciones de Estados Unidos, Japón y la Unión Europea en contra del sistema de restricción de importaciones que aplica Buenos Aires.
El Ministerio de Economía de México consideró en un comunicado que las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI), las Notas de Pedido, como las demoras en aprobar licencias no automáticas son "medidas proteccionistas".

La texto del gobierno mexicano señala que pretende encontrar "una solución mutuamente satisfactoria" a las medidas argentinas que, según afirma, "afectan y restringen la importación" de productos mexicanos.

Asegura que la presentación "se realizó de manera coordinada con Estados Unidos y Japón", naciones que pidieron consultas, dentro del sistema formal de resolución de controversias de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Según interpretan medios internacionales, la presentación del país latinoamericano constituye una respuesta a la suspensión del acuerdo automotor realizada unilateralmente por Buenos Aires el 27 de junio en un intento por frenar la importación.

El pasado martes Estados Unidos y Japón le pidieron a la OMC que llame a Buenos Aires a consultas y se sumaron a los reclamos efectuados por la Unión Europea con anterioridad.

El gobierno argentino respondió con una medida de igual tenor: inició un pedido de consultas contra los Estados Unidos y Japón, por las barreras que esos países imponen a la carne y limones argentinos, según informó el Palacio San Martín.

El 25 de Mayo pasado la Unión Europea, que representa a 27 países, también había elevado al organismo una demanda de apertura de un período de consultas con Buenos Aires.

El sistema de resolución de controversias de la OMC prevé un período de consultas de 60 días en el que el país demandado brinda explicaciones y en el que se buscan alternativas para un entendimiento.

De no satisfacer las explicaciones, el país demandante le pida a la OMC que inicie un panel, que se conforma con árbitros neutrales, del que pueden participar terceros países como observadores.

El fallo del panel es inapelable y el país que pierde debe presentar al organismo un plan con plazos previstos para armonizar sus normas internas a la reglamentación internacional.

Noticias de Economia

Noticias de La Zona Norte