edición 5823 - visitas hoy 28504

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

16.04.2007 - 18:30

Alegatos en el juicio por el secuestro violación y mutilación de una mujer

El juicio por el secuestro de Mirta Fernández, una mujer que fue "picaneada", violada y mutilada durante su secuestro extorsivo, continuará mañana con los alegatos de las partes y se esperan duros pedidos de condena para la banda liderada por Sergio Leiva, alias "El Negro Sombra".
Los alegatos serán a las 9:30 en la sede del Tribunal Oral en lo Criminal Federal (TOF) 1 de San Martín, ubicada en la calle Villate 2121 de la localidad bonaerense de Olivos, partido de Vicente López.

En la jornada de hoy, la última de incorporación de pruebas, se reprodujeron las escuchas telefónicas del caso y dos de los imputados pidieron declarar ante los jueces Lucía Larrandart, Marta Milloc y Enrique José Manson.

Respecto a las escuchas, se pudo apreciar que el delincuente que negoció el rescate fue un hombre al que la policía bautizó por su timbre de voz como "el Gangoso", y que si bien siempre se sospechó que podría ser "El Negro Sombra", nunca pudo ser identificado e incluso reaparece en otros secuestros como el de Pablo Belluscio o Patricia Nine.

También se difundieron los llamados que el ex policía federal Juan Carlos Gómez, uno de los imputados confesos y a quien Fernández denunció como su violador, le realizó a la mujer a 40 días de su liberación.

En esas llamadas, Gómez le decía a Fernández que la extrañaba, que lamentaba no haber impedido los tormentos que vivió durante su cautiverio y que quería hacerse cargo de ella y dar la cara.

Esas llamadas fueron clave para que la División Antisecuestros de la Policía Federal rastreara a Gómez, lograra detenerlo en la localidad balnearia de La Lucila del Mar y que luego confesara y delatara a sus cómplices.

Respecto a las indagatorias, quienes aceptaron hablar ante el tribunal fueron Horacio "Lala" López y Manuel Valenzuela, alias "el chileno Manolo" o "Angel Martínez".

Fuentes judiciales indicaron que ambos se declararon inocentes y dijeron que el ex policía Gómez los había incriminado en éste y otros secuestros porque tenían cuentas pendientes en el negocio ilegal de la reducción de armas.

Además, incriminaron a Jorge "Jeta" Medina y Juan José "Potro" Villegas, dos secuestradores que murieron al tirotearse con el grupo Halcón cuando el 4 de febrero de 2004, Ernesto Rodríguez, padre del empresario Jorge "Corcho" Rodríguez, fue rescatado en San Andrés de Giles tras 43 días de cautiverio.

Mañana, el primero en alegar será el abogado Jorge Cancio, representante de la querella de Fernández y después será el turno del fiscal de juicio Marcelo García Berro.

Se espera que tanto la querella como el fiscal pidan 25 años de cárcel, el máximo para el delito de secuestro extorsivo agravado, en este caso, por lesiones gravísimas, la obtención de un rescate y la participación de tres o más personas.

Por último, realizarán sus alegatos las defensas que son el defensor oficial Carlos Daniel Palermo por Leiva; Juan Planes por López y Valenzuela y María Gómez por su hermano, el ex policía confeso.

El quinto imputado en este juicio es Mario Leopoldo Ibarra, que, por las pocas pruebas que hay en su contra, podría ser absuelto.

Todos, salvo este último, fueron reconocidos por la víctima como sus secuestradores cuando declaró en el juicio.

Mirta Fernández fue secuestrada el 19 de agosto de 2003 cuando se dirigía en una camioneta 4X4 a su domicilio de Don Torcuato por una banda armada con fusiles FAL que se tiroteo con un custodio.

Los secuestradores exigieron al padre de la mujer, un ex capitalista del juego, un millón de dólares como rescate.

Fernández contó la semana pasada ante el tribunal que durante su cautiverio fue golpeada, "picaneada", violada por su cuidador Gómez y que la drogaron para cortarle el meñique de la mano derecha para enviárselo a su familia junto a un video y así presionar para obtener un elevado rescate.

Tras 27 días de cautiverio y luego de que su familia arrojara desde un tren 430 mil pesos, la mujer, en ese entonces de 32 años, fue liberada en Vicente López el 16 de septiembre del mismo año.

A la banda del "Negro Sombra", la policía y la Justicia le atribuyen los secuestros extorsivos más resonantes y crueles de la zona norte del conurbano, ya que a tres de sus víctimas -Fernández, Leopoldo Andrada y Pablo Belluscio-, les cortaron un dedo.

Además tanto Leiva como "Lala" López también están acusados por el secuestro del padre de Ernesto Rodríguez. (Télam).

Noticias de Actualidad

Noticias de La Zona Norte