edición 7391 - visitas hoy 42288

elcomercioonline.com.ar Noticias Zona Norte

Noticias Zona Norte

Cómo las nuevas tecnologías pueden impulsar a las Pymes Argentinas

Cómo las nuevas tecnologías pueden impulsar a las Pymes argentinas.
Para el 41% de las pymes argentinas, la ciberseguridad se mantiene como una de las mayores preocupaciones de cara a su transición digital.

A mediados del año pasado, un estudio elaborado por la gigante del software, Microsoft, reveló que 8 de cada 10 pequeñas y medianas empresas (pymes) argentinas estarían llevando a cabo un proceso de transformación digital, apoyándose en decenas de herramientas tecnológicas para optimizar sus procesos e incrementar sus ganancias.


¿Cómo se impulsan?


Dependiendo de la empresa y el rubro en el que se desempeñan, la adopción de nuevas tecnologías puede verse muy distinta, ya que esta será destinada a centenares de actividades. Sin embargo, existen al menos 3 áreas que están experimentando un impulso tangible gracias a nuevas herramientas tecnológicas:


1. Más trabajo, menos personal


La digitalización y automatización de procesos está haciendo que las pymes puedan lograr mucho más que en el pasado con un personal más pequeño. No se trata de la explotación laboral ni de la eliminación de puestos de trabajo, sino de la optimización de procesos y la eliminación de tareas repetitivas.


El uso de equipos modernos e interconectados también permite un trabajo “sin costuras” donde los empleados pueden comunicarse directamente entre ellos y con sus superiores, a la vez que se hacen correcciones en tiempo real para brindar información más precisa, así como disminuir el margen de error y los tiempos de entrega.


2. Mayor captación de clientes


Gracias a canales de comunicación cada vez más abiertos, las pymes ya no tienen que conformarse con atender pequeños clientes locales, sino que incluso pueden satisfacer las necesidades de mercados que ni siquiera existen en nuestro país. Desde la promoción y la comunicación, hasta el pago y la entrega, todo puede hacerse sin límites fronterizos.


Si bien esto genera nuevos retos al momento de comercializar bienes (estudiar las regulaciones de cada país, las opciones de envío y las políticas de devoluciones), también crea un universo casi infinito de clientes, teniendo como principal beneficio la generación de ingresos en monedas con un bajo potencial de devaluación.


3. Seguridad física


Las pymes que cuenten con oficinas se deben preocupar cada vez menos de las vulneraciones de seguridad gracias al desarrollo de herramientas mucho más completas. No solo se trata de aparatos novedosos, sino de mayor acceso al conocimiento gracias a proveedores internacionales con experiencia trabajando con algunas de las empresas más grandes del mundo.


Algunos de los ejemplos de seguridad física en una empresa que este tipo especialistas puede proveer incluyen la optimización de la seguridad perimetral, la instalación de equipo para el control de acceso, la creación de registros y auditorías para mejorar la base de datos de seguridad de la empresa, e incluso la implementación de sistemas de videovigilancia con tecnología de avanzada.


Una transformación con limitaciones


A pesar del empuje de las pymes nacionales, es indudable que el contexto que atraviesa la Argentina actualmente trae consigo una serie de limitaciones que hacen que el proceso de transición tecnológica sea más complejo de lo necesario. Distintas investigaciones revelan que algunas de estas incluyen:


1. Falta de presupuesto


Uno de los problemas más importantes a los que se enfrentan las pymes argentinas al momento de llevar a cabo la transición digital, es la falta de dinero para hacer los cambios necesarios. En su mayoría, las pequeñas empresas nacionales solo tienen suficiente dinero para realizar un par de cambios a la vez, lo que limita la producción de los resultados deseados.


Las empresas que no son capaces de digitalizarse lo suficientemente rápido corren el riesgo de experimentar una desventaja competitiva significativa que podría llevarlas a la quiebra en solo unos meses.


2. Poca experiencia


Mientras que algunos cambios pueden ser intuitivos para la mayoría de los pequeños empresarios, la transformación digital requiere de cambios importantes que podrían no ser tan sencillos de implementar si no se tienen conocimientos en la materia. Así, las pymes no solo deben invertir en nuevas tecnologías, sino también en formación constante para todo el equipo.


Uno de los mayores retos al momento de digitalizar un negocio, es que el proceso no es homogéneo, por lo que algunas empresas invariablemente tendrán que experimentar e invertir más que otras.


3. Ciberseguridad


Según los datos de Microsoft, el 41% de las pymes argentinas tiene como mayor preocupación las vulneraciones de ciberseguridad que pueden generarse con la transformación digital. Aunque se trata de una preocupación válida, esta alta cifra da a entender que sigue habiendo mucho desconocimiento en lo que respecta a la protección de datos.


Con un periodo de gobierno que apenas comienza, las empresas argentinas se enfrentan a un contexto lleno de incertidumbre. Sin embargo, si estas son capaces de apoyarse en las nuevas tecnologías para adaptarse con mayor velocidad a los cambios del ambiente político y económico, puede que los resultados no se hagan esperar demasiado.


 

Últimas Noticias