edición 5999 - visitas hoy 1864

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias Zona Norte - Tigre, San Fernando, San Isidro, Vicente López

09.09.2013 - 9:54

Dan por muerto a un bebé y su tía advierte que estaba vivo

La historia ocurrida en Escobar, que guarda características similares a la de Luz Milagros, continúa con el pequeño al que llamaron Jesús, internado en terapia intensiva.
Un bebé nacido en forma prematura por cesárea fue dado por muerto, aunque una tía comprobó que en realidad estaba con vida, después de permanecer por un lapso de dos horas en el hospital municipal del distrito bonaerense de Escobar.

La historia, que guarda características similares a la de Luz Milagros, la pequeña chaqueña que logró sobrevivir más de un año después de haber sido dada por muerta y dejada en la morgue del Hospital de Resistencia, continúa por el momento con el pequeño al que llamaron Jesús, internado en terapia intensiva.

Todo se inició con un embarazo con complicaciones que sufría Jorgelina Alegre, quien se internó el pasado 25 de agosto y tras una serie de estudios recibió la triste comunicación de que su bebé de cinco meses de gestación se encontraba sin vida.

El domingo pasado a la madrugada se realizó una operación cesárea tras la cual los médicos confirmaron la triste noticia.

"Tras la intervención y en medio del dolor de todos nosotros, el bebito fue dejado en su sector de neonatología hasta tanto su padre, Jorge Abraham Pomer realizase los trámites para su posterior inhumación", señaló Norma, abuela del pequeño, en declaraciones al diario Crónica.

Fue entonces cuando Marisa Pomer, tía paterna del pequeño, se dirigió a la sala de neonotología y exigió ver el cuerpo.

La mujer, mientras observaba al niño, notó un tenue llanto y luego que el bebé movía los brazos y las piernas.

La tía llamó a los gritos a los médicos, que en medio del asombro llevaron al bebé a la sala de terapia intensiva donde quedó internado.

"Los profesionales que lo atienden me dijeron que hay que esperar 48 horas para ver la evolución.
A mi hija le dijeron que estaba muerto y se lo llevaron sin dar mayores detalles. Marisa insistió y fue con la partera a ver a mi nieto que se encontraba con vida", explicó Norma.

Si bien el incidente causó dudas sobre la capacidad profesional de los médicos en la familia, prefirieron ser prudentes a la hora de juzgar para, "por ahora privilegiar la salud de Jesús".

"No hay otra forma de llamarlo. Este parto venía mal al punto que una primera ecografía le dijeron a mi cuñada que era una niña. Somos evangelistas, creemos en Dios y todo esto no tiene otra explicación que sea la divina. Jorgelina tiene otra hija y el varoncito viene para coronar sus sueños", añadió la abuela.

Noticias de Actualidad

Noticias de La Zona Norte