edición 5864 - visitas hoy 18126

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

12.12.2012 - 15:53

La Presidenta impulsará un “proceso de democratización” del Poder Judicial

La presidenta Cristina Fernández denunció hoy que existe un "divorcio" entre la Justicia y las demandas de la sociedad, y, en medio de duras críticas a los magistrados, anunció que impulsará ante el Congreso un "proyecto para democratizar" al Poder Judicial.
"Como Presidenta me comprometo a impulsar, tenemos que trabajar junto con el Parlamento, un proceso de democratización" del Poder Judicial, afirmó.

Y agregó: "Vamos a tener que poner en marcha, y creo que la sociedad lo reclama, y todos deberán entenderlo, una democratización del Poder Judicial, porque es en definitiva el Poder que decide sobre cosas, es el último eslabón en la decisión. Yo firmo un decreto, pero es revisable por el Poder Judicial".

En el marco de la inauguración de un emprendimiento para la producción de vacunas biotecnológicas en el norte del Conurbano bonaerense, la Presidenta aprovechó el fallo de la Justicia de Tucumán que absolvió a todos los acusados en el caso del secuestro de María de los Ángeles "Marita" Verón para cargar contra lo que describió la "corporación" judicial.

Tras el embate contra la Justicia del domingo último, cuando desde la Plaza de Mayo expresó que "cuando a algunos les fallan los fierros mediáticos intentan construir fierros judiciales para poder tumbar", y en el medio de los cuestionamientos a la Justicia por la aplicación de la Ley de Medios, ahora volvió a cargar contra el Poder Judicial, su funcionamiento y estructura.

"En ese Poder son eternos, nadie los puede movilizar, porque además se protegen entre ellos. Deciden sobre la vida, la libertad y el patrimonio de todos nosotros. Entonces, creo que tiene que haber un control republicano, de la misma manera que hay un control republicano sobre cada uno de los poderes y sobre cada uno de los civiles", subrayó.

Tras recordar que en 1994, en la Convención Constituyente, criticó la creación del Consejo de la Magistratura, "porque podía crear una suerte de corporación que se defendiera a sí misma", afirmó: "Como Presidenta me comprometo a impulsar, tenemos que trabajar junto con el Parlamento, un proceso de democratización" del Poder Judicial.

"Di una gran discusión para reformar ese Consejo de la Magistratura, para que tuvieran una mayor participación los que son elegidos por la sociedad, porque en definitiva, con nuestros defectos, nuestras virtudes, nuestras miserias, quienes hablamos desde la política, un presidente, un diputado, un senador, son elegidos por la voluntad popular y sus cargos se renuevan permanentemente", comparó. Y aseguró: "Hay un control total republicano, pero además, una renovación permanente. El que hace mal las cosas, se acabó. Pero acá no es lo mismo, porque hay una defensa corporativa".

La Presidenta comparó el caso de Verón en Tucumán con el del conscripto Omar Carrasco, cuya muerte en una guarnición militar de la Patagonia en 1994 determinó el fin del servicio militar obligatorio.

"Espero que este caso, así como el caso Carrasco sirvió para que reviéramos una forma de organización que teníamos, nos sirva para pensar en una democratización y en un control republicano de uno de los tres poderes del Estado", pidió.

Porque "son del Estado, no hay que olvidarse nunca de eso. Independientes, pero del Estado, y los tres poderes debemos siempre preservar el bien común y la integralidad del Estado por encima de lo individual, porque representamos el interés colectivo", enfatizó.

La Presidenta aseguró que "hay una gran demanda de democratización en la sociedad, como lo decía el otro día, parecía casi profético. Nunca me imaginé esta sentencia (en Tucumán). Sé lo que pasa, y a alguna organización (por el CELS) no le gustó y me lo reprochó públicamente cuando dije que los jueces dejan entrar y salir a narcotraficantes, gente que viola o que mata".

"No le gustó a una organización, pero nunca pensé que esto pudiera pasar en este juicio (por Verón), porque había adquirido tal carnadura, tal nivel de envergadura, de conocimiento público, que les iba a ser muy difícil", sostuvo Fernández.

Y apuntó: "Me hago cargo de lo que digo. No tengo pruebas, pero no tengo dudas. Cuando hay dinero de por medio, puede estar el mundo tocando trompetas que no les importa nada, y no les importa nada porque claro, díganme qué otro poder del Estado y dentro de la sociedad tiene un cargo asegurado para toda la vida, y si hay que juzgarlo, lo juzgan únicamente sus pares y los abogados, que son los que dependen de ellos".

Noticias de Información General

Noticias de La Zona Norte