edición 5793 - visitas hoy 14903

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com

Noticias de la Zona Norte

13.08.2012 - 20:19

Abogados de Cablevisión buscan frenar al juez Bento, quien pretende intervenirla

Aún sin haber sido notificados, los abogados de Cablevision plantearon de urgencia hoy en sede judicial una serie de medidas destinadas a frenar la pretensión del juez de Mendoza, Walter Bento de volver a intervenir la compañía de cable.
En tanto, técnicos y empleados de la empresa dejaron una guardia nocturna en la sede central en la calle General Hornos al 600, en el barrio de Constitución, para resistir una eventual medida judicial y anunciaron que volverán a autoconvocarse mañana a las 7 frente a la empresa, en "defensa de sus fuentes de trabajo".

El corte se realizó durante todo el día, después de que durante el fin de semana trascendiera que el juez mendocino habría emitido una nueva orden de intervención, desplazamiento del Directorio y desguace de la compañía de cable.

Fuentes de Cablevision calificaron ls situación de "grotesco jurídico", ya que un juez de una provincia donde la compañía no opera y "de probados vínculos con el Grupo Vila-Manzano y el Gobierno, pretende una vez más manejar la compañía".

El 20 de diciembre del año pasado, por orden de Bento y tras una denuncia del grupo mendocino, la Gendarmería Nacional allanó la sede de Cablevisión, aunque el procedimiento fue desestimado por la Justicia, quien lo declaró “incompetente” para actuar.

De allí, que Bento haya necesitado esta vez de un juez federal con jurisdicción local, para que avale su nueva ofensiva contra la empresa del Grupo Clarín, a partir de una Resolución que pretendería dividir la compañía y avanzar también contra Fibertel.

"La desmesura y el disparate llegan al punto de pretender desapoderar a los legítimos titulares de la compañía por razones inexistentes y absurdas, con el agravamiento de que le darán a personeros del Gobierno el acceso a la información de sus 3 millones de clientes", agregó la fuente.

Bento fue llevado a juicio político por el allanamiento y el 5 de julio el Consejo de la Magistratura, que domina el kirchnerismo, resolvió que no había motivo para avanzar en ese procedimiento.

También el juez federal Claudio Bonadío lo denunció penalmente, junto a la ministra de Seguridad, Nilda Garré por haber facilitado los efectivos de la Gendarmería.

En su denuncia original en Mendoza, el Grupo Vila-Manzano denunció que la empresa Artear había incumplido un contrato con un operador de la provincia de Salta, en lo que fue una diferencia de precio entre el Canal 13 capitalino (de aire) y un cable salteño.

En ese momento, Cablevisión, quien no tiene operaciones en la provincia cuyana, señaló que no tenía nada que ver con la controversia y que el problema estaba radicado en Salta, por lo que el juez mendocino no tenía jurisdicción.

Noticias de Información General

Noticias de La Zona Norte