edición 6030 - visitas hoy 37468

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias Zona Norte - Tigre, San Fernando, San Isidro, Vicente López

26.06.2012 - 23:19

Piden 45 años de reclusión para el acusado de asesinar a un empresario en Vicente López

Un fiscal pidió hoy la pena de 45 años de reclusión para un ex empleado de la municipalidad de José C. Paz que está acusado de ser el autor material del crimen del empresario Daniel Koxis, asesinado a balazos frente a sus dos hijos durante un asalto cometido en 2011 en su casa de la localidad bonaerense de Florida.
Fuentes judiciales informaron a Télam que la condena fue pedida por el fiscal de Vicente López Alejandro Guevara en un juicio que se inició ayer y culminó hoy con los alegatos ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de San Isidro, que dará a conocer el veredicto y la eventual sentencia el próximo 6 de julio.

La causa tiene todavía tres prófugos y al debate llegó como único imputado a Daniel Eduardo Paredes Campos (49), quien al momento del hecho trabajaba como empleado en la municipalidad de José C. Paz y que tiene condenas previas por robo calificado, tenencia ilegal de arma, amenazas calificadas y resistencia a la autoridad.

Por ese motivo, en su alegato ante los jueces María Coelho, Eduardo Enrique Lavenia y Mónica Carmen Tisato, el fiscal no sólo solicitó la elevada pena, sino también la declaración de reincidencia de Paredes Campos.

Para llegar al reclamo de 45 años, Guevara aplicó la sumatoria de penas de la denominada Ley Blumberg y acusó a Paredes Campos por los delitos de homicidio en ocasión de robo (por el asesinato de Koxis) y tentativa de homicidio agravada (por el tiroteo en el que los delincuentes casi matan a los policías que habían llegado a la puerta de la casa y no pudieron impedir su fuga).

El abogado Fernando Burlando, que representa como particulares damnificados a la viuda y los hijos de Koxis, acompañó el pedido de la fiscalía, mientras que la defensa del imputado pidió la absolución alegando que no hay prueba suficiente y que confunden a su cliente con el verdadero autor del hecho.

El imputado declaró en el juicio que es inocente y que está preso “por una cuestión política” vinculada al municipio donde trabajaba y una testigo que declaró a su favor diciendo que al momento del hecho ella estaba con el acusado, terminó presa por falso testimonio.

Los voceros indicaron que durante el debate, Paredes Campos fue reconocido por el hijo mayor de Koxis como al autor del crimen de su padre y ya desde la instrucción hay dos reconocimientos positivos realizados por la empleada doméstica de la familia y por uno de los policías que se tiroteó con los delincuentes.

La clave para detener a Paredes Campos fueron dos de sus rasgos característicos: su tonada cordobesa y una parálisis facial.

Con esa descripción, la policía logró identificar a Paredes Campos como sospechoso y, luego de que testigos lo reconocieran en rueda de persona, su detención.

La investigación fue supervisada por el equipo de fiscales que en su momento conformó la Fiscalía General de San Isidro para la investigación y que integraban Verónica Di Tomasso, Eduardo Rodríguez, Gastón Garbus y Sergio Szyldergemejn.

El crimen de Koxis (51), dueño de una estación de servicio de Florida, ocurrió el 14 de enero de 2011, en su casa de la calle Libertad 2982 de esa localidad del partido de Vicente López.

Tres delincuentes, todos armados con pistolas 9 milímetros, aprovecharon el ingreso de la empleada doméstica para irrumpir para robar en la casa donde estaban dos hijos del empresario, un varón de 18 años y una niña de 12.

En ese momento el hijo hablaba por teléfono con su madre, Graciela Paolini, quien al enterarse de la presencia de los delincuentes, llamó a su marido que estaba en su estación de servicio, ubicada a pocas cuadras de la casa, y también pidió auxilio a la policía.

Paolini y los policías llegaron a la casa y un efectivo se tiroteó con uno de los ladrones en el jardín de la vivienda, pero al advertir que oponía fuerte resistencia, se replegó hasta el móvil para pedir refuerzos.

En ese instante llegó Koxis en su camioneta, una Toyota Hilux, y entró en la casa sin percibir la presencia de los policías.

Si bien una testigo asegura que Koxis entró a la casa armado con una pistola en la mano, las fuentes contaron que en el juicio esto no se pudo acreditar.

En la vivienda, Koxis fue sorprendido por dos de los delincuentes que lo mataron de dos balazos, uno en la cabeza y otro en el cuello, delante de sus hijos.

Los delincuentes escaparon antes de que llegaran los refuerzos policiales, en un Toyota Corolla donde los esperaba un cuarto delincuente que actuaba como chofer.

La investigación sólo pudo culminar con la detención de Paredes Campos, mientras que la causa sigue siendo investigada por el fiscal Guevara para intentar identificar y detener a los otros tres asaltantes que participaron del hecho.

Noticias de Vicente López

Noticias de La Zona Norte