edición 5898 - visitas hoy 14639

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

20.06.2011 - 20:00

Argentina jugó de a ratos y con eso le alcanzó para ganarle a Albania

Sin individualidades destacadas ni un juego colectivo brillante, al seleccionado argentino de fútbol le alcanzó con algunos momentos de buen fútbol, especialmente cuando Lionel Messi logró imprimirle velocidad al ataque, para superar por 4 a 0 a un equipo sin la menor jerarquía como el de Albania.
Argentina jugó de a ratos y con eso le alcanzó para ganarle a Albania
Si la idea del entrenador Sergio Batista es lograr que su equipo juegue como el Barcelona de España, esa idea está lejos de concretarse, y al parecer no le alcanzará con los diez días que median antes del comienzo de la Copa América.

En el encuentro llevado a cabo hoy en el estadio Monumental, la Argentina dispuso siempre de la pelota y el campo, pero no aprovechó eso de la mejor manera y por eso el resultado, a pesar de los cuatro goles, pareció corto.

En un primer tiempo en el que las diferencias entre un equipo y otro estuvieron de manifiesto desde el inicio, la Argentina sacó rápida ventaja en la primera chance que tuvo.

Corrían apenas 5 minutos, cuando Lucas Biglia habilitó a Lionel Messi, este en el borde del área y tras un rebote, asistió a Ezequiel Lavezzi por derecha, y este definió ante la salida de Arjen Bekaj.

Si bien la Argentina tuvo siempre el control del balón y el territorio, pero fueron pocas la veces en que armó juego con claridad que le permitiera peligro concreto sobre el arco visitante.

A los 14 Angel Di María probó desde un ángulo muy cerrado, y su remate lo sacó Bekaj al corner, y a los 30 Messi intentó con un remate, luego de hacerle un caño Igli Allmuca, que el portero controló arrojándose a su izquierda.

Recién sobre el final de la etapa, más precisamente a los 42, llegó el segundo. Ever Banegas y Lavezzi armaron una buena jugada, la cual concretó Messi con un zurdazo bajo, pegado al palo izquierdo, para establecer el 2-0. Nada cambió en el complemento. De movida, Batista hizo ingresar a Pablo Zabaleta, Fernando Gago y Carlos Tevez, quien fue el único que aportó algo al equipo. En cuanto a los que ya estaban en la cancha, Banegas creció en su juego, y a la par de Messi y Tevez, llevaron peligro sobre el arco de Albania, aunque como en la primera etapa se careció de precisión.

Messi pudo convertir el segundo, tras interceptar un pase atrás de Hyka, pero se equivocó al querer picar la pelota y permitir la respuesta acertada de Isli Hidi, y un rato después Sergio Agüero fue el que tuvo el tercero, pero su remate, tras un pase de Tevez, se estrelló contra el palo derecho. Nada cambiaba y el partido se hacía aburrido, pero a los 29, la Argentina logró su tercer gol. Messi puso un pase preciso y profundo para la diagonal de Agüero por izquierda, este eludió al arquero y definió con el arco libre.

A un minuto del final, la gente vivió, quizá, su momento de mayor alegría, cuando Tevez, el jugador que había pedido incluso antes de que la pelota comenzara rodar, puso el 4-0. Un marcador que se ajustó un poquito más a la realidad.

Noticias de Deportes

Noticias de La Zona Norte