edición 5794 - visitas hoy 19447

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com

Noticias de la Zona Norte

10.02.2011 - 11:00

Quedó detenido un policia por las muertes de dos adolescentes en José León Suárez

Un teniente de la policía bonaerense que admitió haber efectuado disparos de proyectiles de plomo durante la represión registrada al semana pasada en José León Suárez tras el descarrilamiento de un tren, quedó detenido y durante la jornada será indagado por la Justicia.
Fuentes policiales informaron que el teniente Gustavo Vega, de la seccional segunda de San Martín, fue apresado a las 22 de anoche por una comisión de compañeros de la fuerza encabezada por el jefe de la Departamental San Martín, Mario Briceño.

El policía fue trasladado a una dependencia policial, donde pasó la noche, y esta mañana fue llevado a los tribunales de San Martín, donde aguardaba ser indagado por el fiscal a cargo de la causa, Marcelo Sendot.

El jefe policial informó a la prensa que el arma reglamentaria de Vega fue secuestrada y entregada en la fiscalía para que se practiquen los peritajes de rigor, a cargo de Gendarmería Nacional, que colabora con la pesquisa.

Vega fue el primer efectivo de la policía bonaerense puesto a disposición de la causa por el ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, ni bien admitió haber efectuado disparos de balas de plomo en vez de los reglamentarios con postas de goma.

Además hay otros 15 efectivos que participaron de la represión policíal y están a disposición judicial, los que ayer comenzaron a declarar como testigos en el marco de la causa.

Cinco de esos efectivos declararon sobre los hechos registrados el pasado jueves durante la represión que siguió al descarrilamiento del tren y que finalizó con los asesinatos a balazos de Franco Almirón (16) y Mauricio Ramos (17) y un tercer joven, Joaquín Romero (19) herido, en la localidad bonaerense de José León Suárez.

Según fuentes judiciales, los policías dijeron que dispararon postas de goma y aseguraron que ellos también fueron agredidos a tiros.

Ante los fiscales Sendot, Raúl Sorracco y Ana María Armetta, los efectivos detallaron que en el momento del enfrentamiento utilizaron postas de goma, pero desde el lado de la villa La Cárcova fueron agredidos con disparos de arma de fuego.

Si bien los efectivos no identificaron a los agresores como miembros del grupo denominado por los vecinos como "los transas" (vendedores de droga de la zona), contaron que en un momento sintieron que los balazos silbaban cerca de los oídos, por lo que decidieron resguardarse detrás de los vagones descarrillados.

Por su parte, el pasado martes, al declarar en el marco de la causa, el joven herido, Romero, dijo que recibió disparos de los policías y que el grupo "los transas" de la villa lindera también tiró.

El enfrentamiento se registró en la tarde del 3 de febrero último tras el descarrilamiento y posterior saqueo de un tren del Nuevo Central Argentino (NCA), a la altura de José León Suárez.

Según los resultados de las autopsias, las dos víctimas fatales del hecho presentaban impactos de postas de guerra (plomo) disparadas con escopetas calibre 12/70 de la policía y se cree que los disparos fueron hechos a corta distancia.

Los fiscales aguardan para los próximos días los resultados finales de los peritajes balísticos realizados por Gendarmería para saber de cuáles de las 45 armas secuestradas a los policías salieron los proyectiles que mataron a los dos chicos.

Uno de los datos que los investigadores ya corroboraron es que los adolescentes asesinados no estaban armados y al momento del descarrilamiento del tren iban a buscar cartones en bicicleta. (Télam)

Noticias de Policiales

Noticias de La Zona Norte