edición 5795 - visitas hoy 21493

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com

Noticias de la Zona Norte

21.06.2014 - 18:35

Alertan sobre síntomas de Esclerosis Lateral Amiotrófica para diagnostico temprano

Dificultad en el habla o al comer, calambres y debilidad en piernas, brazos y manos son síntomas de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), una enfermedad de causa desconocida que afecta hasta a 5 de cada 100.000 habitantes al año en Argentina, por lo que especialistas alertaron a la población para diagnosticarla a tiempo.
“La ELA es una enfermedad neurológica degenerativa en que las neuronas del cerebro y la médula espinal, que hacen mover los músculos, se enferman, por lo que la persona no puede moverse bien y siente debilidad”, explicó a Télam Gabriel Rodríguez, neurólogo del hospital Ramos Mejía.

En el marco del Día mundial de la enfermedad, que se conmemora hoy, el especialista advirtió acerca de los síntomas de la ELA, que son “debilidad muscular en brazos, manos o piernas, trastornos para hablar (disartria), trastornos para tragar (disfagia), calambres y, en etapas más avanzadas, dificultades para respirar (disnea)”.

“Las personas deben estar atentas a los síntomas y si ven que pasan por varios médicos y ninguno encuentra la causa, se debe contemplar la posibilidad de que se trate de algo neurológico”, señaló.

La ELA, que compromete la neurona motora superior e inferior, tiene una incidencia anual que oscila entre 0.31 y 3.2 cada 100 mil habitantes y una prevalencia de entre 0.8 y 8.5 casos, según un estudio realizado en la Ciudad de Buenos Aires y presentado recientemente por la Sociedad Neurológica Argentina (SNA).

El estudio, que se hizo entre 2012 y 2013, evaluó las historias clínicas de 103 pacientes, y reveló que el promedio de edad de los pacientes con ELA es de 63.7 años y que el 53,4 por
ciento son hombres.

Además, mostró que sólo el 2 por ciento de los enfermos poseía antecedentes familiares y que cerca del 15 por ciento habí­a vivido en un lugar rural, situación que podrí­a aumentar el riesgo de adquirir la patología.

Sobre la localización inicial de la ELA, el 38,8 por ciento refirió a los miembros inferiores y el 25,2 por ciento a los miembros superiores, mientras que el resto indicó un inicio “generalizado” sin localización clara.

“Aunque no contamos con estudios a nivel nacional, sabemos que las estimaciones en Europa y Estados Unidos son de cuatro o cinco casos anuales por cada 100 mil habitantes, por lo que creemos que en la Argentina y en función de los estudios epidemiológicos que tenemos, como el de la SNA, estaríamos en el mismo promedio”, detalló Rodríguez.

Si bien se está investigando sobre la ELA en vari­as lí­neas
(como la genética, el uso de células madre, el tratamiento
sintomático y la epidemiologí­a), no existe aún una cura para la
enfermedad.
Además existen grandes dificultades en la fase del diagnóstico, lo que demora el inicio del tratamiento de un año a un año y medio.

“Es fundamental promover mayores investigaciones para dar con nuevos y mejores tratamientos, así como también es indispensable profundizar en la obtención de datos epidemiológicos en la Argentina para sugerir polí­ticas de salud que mejoren la calidad de vida de los pacientes”, advirtieron desde la SNA.

En la actualidad el tratamiento de la enfermedad radica en “una droga que retrasa modestamente su evolución, y otras drogas para manejar los síntomas como analgésicos, drogas para la espasticidad o para mejorar los calambres”, detalló Rodríguez.

También se puede “mejorar la nutrición del enfermo y si le cuesta tragar se indica rehabilitación fonodeglutoria o la colocación de una gastrostomía, y por último se puede mejorar la respiración con kinesiología o controles neumonológicos”, señaló.

“Esos tratamientos mejoran la calidad de vida del paciente, pero se trata de una enfermedad para la que aún no hay cura, por lo que se debe estar atento a los síntomas para hacer la consulta pertinente lo antes posible”, subrayó.

Noticias de Servicios

Noticias de La Zona Norte