edición 5817 - visitas hoy 22915

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

15.12.2010 - 10:00

Piden la detención de los hijos de una rusa asesinada a tiros en Moreno

La investigación entorno a la rusa asesinada en Moreno el mes pasado dio un giro inesperado cuando la Justicia de Mercedes ordenó la captura de sus dos hijos acusados del crimen de su madre, los jóvenes se encuentran prófugos con una orden de detención internacional que fue ordenada por el fical del caso luego de que los investigadores encontraran el arma homicida oculta dentro de una computadora en la habitación de los jovenes.
Piden la detención de los hijos de una rusa asesinada a tiros en Moreno
La orden del fiscal de Delitos Complejos mercedino, Juan Ignacio Bidone, recayó sobre Ilia Tchestnykh (28) y su hermano Serguei (18), hijos de Ludmila Kasian (56), acribillada de tres balazos en su dormitorio.

Las capturas de los dos hermanos se libraron luego de un peritaje balístico que determinó que los proyectiles que mataron a Kasian fueron disparados con una pistola que estaba oculta dentro de una CPU en la casa de la víctima. Se trata de una pistola 9 milímetros que estaba dentro del gabinete de la computadora pegada con cinta adhesiva a la estructura metálica, al igual que otra arma de fuego que también fue peritada por los expertos de Gendarmería Nacional.

Esta pistola había sido denunciada por Ilia como el único elemento de valor del que se apropió el supuesto asesino de su madre y que fue secuestrada por los pesquisas en los últimos días tras un nuevo allanamiento en la escena del crimen.

Según las fuentes, tras la orden del fiscal Bidone- el mismo que investiga el triple crimen de General Rodríguez de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, cometido en agosto de 2008-, brigadas policiales buscaron a los dos hermanos que hasta esta tarde seguían sin ser localizados.

Los investigadores sospechan que el crimen de Kasian ocurrió en medio de una discusión familiar en la que los sospechosos responsabilizaban a la madre de la desaparición de su única hermana Vera Tchestnykh (26).

Valeri Tchestnykh, su esposa Ludmila Kasian y sus cuatro hijos llegaron a Argentina en 1999 escapando de la guerra en Chechenia y se instalaron en Moreno, en una casa situada en la calle General Hornos entre Samaniego y Víctor Hugo, del barrio El Ensueño, en la localidad de Cuartel V.

El matrimonio se separó, entre otras razones porque durante algunos años, Kasian regresó a Rusia a administrar y vender algunas propiedades de la familia y se distanció de su marido que ahora vive en la Capital Federal, donde tiene una flota de taxis.

Los misterios policiales en torno a esta familia rusa comenzaron el 6 de mayo pasado cuando Vera desapareció justo el día de su cumpleaños, cuando salió a trotar.

La chica había realizado algunas denuncias por maltrato familiar en la Justicia Civil, ya que no se llevaba bien con su madre.

Luego, en agosto pasado, entraron a la casa y balearon a Ilia (28), el hijo mayor, en un supuesto hecho de robo calificado.

Y el 13 de noviembre, Kasian fue encontrada asesinada de tres balazos en su dormitorio tapada con frazadas y rodeada de almohadones que fueron utilizados para silenciar los disparos.

En la misma casa vivían con su madre dos de los hijos varones, el mayor Ilia y el menor Serguei (18).

El hallazgo lo realizó justamente el hijo mayor cuando en horas de la mañana regresó a la casa junto a su hermano Serguei, ya que ambos habían estado toda la madrugada en Capital Federal, el primero trabajando en uno de los taxis de la flota de su padre y el segundo en un cyber.

El tercer hermano varón, Andrei, vive con otra familia a 100 metros de la casa de su madre y sus hermanos.

Los investigadores están convencidos de que el crimen no fue en el marco de un robo ya que ninguna abertura estaba forzada y sólo faltaba la pistola 9 milímetros que se cree fue utilizada en el homicidio.

Dos días después del crimen de Kasian, los pesquisas inspeccionaron nuevamente la casa y encontraron una bala incrustada en el piso y una vaina calibre 9 milímetros.

Asimismo, en el fondo del terreno, la Policía Científica encontró un sector con tierra removida y se realizaron excavaciones para descartar si la hija desaparecida estuviera muerta y enterrada allí, pero no se encontró nada y la familia explicó que esa tierra la utilizaron para los canteros del jardín.

En tanto, en la búsqueda de Vera colabora la ONG Comisión Esperanza y se creó en la red Facebook un sitio para ayudar a dar con su paradero llamado "Buscando a Vera Tchestnykh".

Noticias de Policiales

Noticias de La Zona Norte