edición 5820 - visitas hoy 18360

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

06.08.2010 - 11:30

Liberan al menor y hay un nuevo detenido por el crimen del policía en Pilar

Un joven de 23 años fue detenido hoy acusado de haber participado en el crimen del policía federal Diego D´Andreis, cometido el miércoles pasado en el partido de Pilar, mientras que el menor de 17 años, que estaba preso por el caso, fue liberado.
El nuevo detenido fue identificado por las fuentes como Orlando Monzón (23), alias "Baby" o "Tule", quien posee antecedentes y fue arrestado en un allanamiento de urgencia realizado esta mañana en su domicilio de la calle Palliette y Misiones, del barrio Manuel Alberti, de Pilar, a unas 12 cuadras de la casa del policía asesinado.

El procedimiento fue encabezado por el fiscal Gonzalo Acosta, a cargo de la causa, y policías de la Jefatura Departamental y de la Subdelegación Departamental de Investigaciones de Pilar.

Monzón está acusado de ser el cómplice del primer detenido por el caso, Sergio Gauna (23), quien ayer prestó declaración indagatoria ante el fiscal Acosta y negó su participación en el hecho, pero continúa bajo arresto.

Quien fue liberado es el adolescente de 17 años que había sido apresado el miércoles mientras trabajaba de jardinero en el country Martindale de Pilar.

La fiscal del Fuero Penal Juvenil de San Isidro Alejandra Toymil realizó ayer por la tarde una rueda de reconocimiento con cuatro testigos clave del
crimen y todas dieron negativo.

La causa fue retomada entonces por el fiscal Acosta de Pilar, quien amplió las declaraciones y determinó que un testigo que vio huir a los dos asesinos del lugar del crimen se había equivocado en el apodo de uno de los sospechosos y ayer aclaró que no era el menor detenido la persona a la que él se refería, sino el ahora nuevo apresado a quien le dicen "Baby" y "Tule".

El fiscal Acosta tenía previsto someter en las próximas horas a Gauna y Monzón a las ruedas de reconocimiento con los testigos del asesinato.

El hecho ocurrió a la 1 de la madrugada del miércoles último cuando D'Andreis regresaba a su casa en su Ford Ka tras prestar servicios en la comisaría 35a. de la Capital Federal.

En ese momento, fue sorprendido por dos delincuentes armados que, al descubrir que era policía, le dispararon dos balazos casi sin mediar palabra, uno de los cuales impactó en su pecho y le provocó la muerte.

El forcejeo entre el agente de la Policía Federal y los ladrones fue presenciado por la madre y dos sobrinas de la víctima.

Los asaltantes no le robaron el auto, pero sí se llevaron su arma reglamentaria y un bolso.

Noticias de Policiales

Noticias de La Zona Norte