edición 5802 - visitas hoy 25821

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com

Noticias de la Zona Norte

12.02.2010 - 20:30

Julio Iglesias sedujo a sus fans en el estadio GEBA

En el marco de la gira con la que celebra sus 40 años de carrera, Julio Iglesias hizo delirar a sus fans con un show en el porteño estadio GEBA que tuvo algunos problemas de sonido.
La presentación del cantante se llevó a cabo la noche del jueves, con el predio palermitano colmado de espectadores, y arrancó con "Quijote".

En el primer tercio de show, el experimentado vocalista echó mano de sus hits más añejos; como "Natalie", "A media luz" -con una pareja de tango en escena-, "Échame a mí la culpa", "Un canto a Galicia", la ovacionada "Me olvidé de vivir" y el alegre cover de "La gota fría", de Carlos Vives. En los temas, Iglesias estuvo respaldado por tres vocalistas y bailarines, que apoyaron el contexto estético de la presentación.

Aunque la débil amplificación del sonido -seguramente obligada por las estrictas medidas de control ambiental que dispuso el gobierno porteño a fines del año pasado- le jugó en contra a la música del español.

Esos inconvenientes se hicieron más profundos en el segundo tercio del show, cuando clásicos como "Manuela", "Caruso" o "Como me gusta el bacalao" se impregnaron de los sonidos de trenes linderos, del despegue de dos avionetas y del aguerrido paso del helicóptero presidencial camino a Olivos. Esta situación fastidió bastante al músico, quien bromeó sobre el tema para distender su incomodidad frente a estos problemas.

El show siguió adelante con "La cumparsita", "Mamy Blue" y "El amor", lejos una de las mejores canciones de la velada. En el último tramo de show -y sin quitarse la chaqueta de su traje pero dando a entender que el calor le estaba jugando una mala pasada- el cantante encaró éxitos como "La carretera", "El retrato de mi abuela", "Crazy", "Always on my Mind" y "Can't Help Falling in Love with You", que cerró la lista oficial del concierto.

Pero a los pocos minutos, y mientras las formaciones de trenes continuaban pasando a velocidad reducida y haciendo sonar sus bocinas, el anfitrión decidió cambiar el desenlace original del show e incorporar como bis la sublime "Abrazame", obra que provocó la única ovación de pie. Después llegó la alegre "Me va la vida", que fue ampliamente festejada y dio por finalizado el recital. (Reporter)

Noticias de Espectáculos

Noticias de La Zona Norte