edición 5797 - visitas hoy 39087

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com

Noticias de la Zona Norte

12.03.2009 - 17:00

Sirenas de patrulleros, pesar y aplausos en el entierro del policía asesinado en La Plata

En medio del estridente ulular de las sirenas de los patrulleros, aplausos y escenas de pesar de una multitud de colegas, encabezados por el propio jefe de la Policía Bonaerense, fueron inhumados hoy en el cementerio municipal de La Plata los restos del subteniente Miguel Angel Martínez, asesinado ayer a balazos cuando perseguía a ladrones.
El cortejo fúnebre, presidido por una guardia de honor de la Policía Bonaerense, arribó a la necrópolis platense alrededor de las 11.30, con el fondo de los aplausos de los camaradas de Martínez y de incesantes sones de las sirenas de los numerosos patrulleros que lo acompañaron.

El cortejo estuvo encabezado por el jefe de la Bonaerense, Juan Carlos Paggi, y de unos 200 efectivos de la fuerza. Muchos compañeros del policía perteneciente a la comisaría 15 de Olmos no ocultaron su dolor y se los pudo ver llorando.

Los policías, familiares y amigos del efectivo asesinado caminaron cerca de dos kilómetros, desde la casa de sepelios donde fueron velados los restos de Martínez hasta la necrópolis local, donde se le brindó el último adiós con el ritual de los agentes caídos en cumplimiento del deber.

El ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, no asistió al entierro y en cambio estuvo en su representación el subsecretario de Investigaciones, Paulo Starc.

Emocionado, el jefe de la fuerza dijo a la prensa que "la delincuencia no tiene códigos y produce pérdidas irreparables como la de Martínez".

Al tiempo, aclaró que "de ningún modo existe malestar" en la policía, al ser consultado acerca de versiones vinculadas a las carencias de herramientas necesarias para llevar adelante su tarea.

En la ceremonia también estuvieron jueces, comisarios retirados que reclamaban por la sindicalización de la fuerza de seguridad y familiares de policías abatidos en actos de servicio, muchos de ellos con pañuelos azules en su cabeza.

En un momento apareció gente vestida de civil que se identificó como perteneciente a la agrupación "La Ley y el Orden", que hizo circular entre los periodistas un documento dirigido al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, con una serie de reclamos.

Los volantes solicitaban, "en nombre de los 50.000 policías", sueldos dignos, la sindicalización de la fuerza y participación en la elección de los jefes y en los organismos dedicados al juzgamiento y la determinación de sanciones disciplinarias para los efectivos.

Además, pidieron que se dé marcha atrás con la exigencia del nivel de educación secundaria para los agentes de la fuerza y se lo cambie por el ciclo básico completo.

Los investigadores, en tanto, realizaron hoy numerosas diligencias en distintos barrios de La Plata en busca de los integrantes de la banda que mató al oficial, algunos de los cuales estarían identificados, dijeron a DyN fuentes policiales. Por el caso todavía no hay detenidos.
Martínez fue asesinado ayer alrededor de las 3, cuando dos patrulleros de la comisaría de Olmos concurrieron a una casa de la calle 217, entre 40 y 41, de la localidad platense de Lisandro Olmos, donde dos o tres asaltantes entraron a robar a una familia de quinteros.

Al percatarse de que llegaban los policías, los ladrones escaparon y Martínez comenzó a perseguirlos en un móvil con el que intentó cortarles el paso, pero quedó encajado en un zanjón en la esquina de las calles 40 y 217.

Los ladrones fueron hasta allí y balearon a quemarropa al subteniente, que fue llevado al hospital Melchor Romero de La Plata donde murió antes de que los médicos pudieran atenderlo.

Martínez se convirtió en el cuarto policía asesinado por delincuentes en el conurbano bonaerense en los últimos 24 días.

El 17 de febrero fue asesinado en San Isidro el teniente Aldo Garrido cuando intentó frustrar un asalto. Y dos días después mataron a balazos al sargento Leonardo Melizza en el partido de San Martín. En tanto, el 25 de febrero fue asesinado el subteniente Claudio Santillán cuando participaba de un procedimiento antidrogas en una villa de emergencia de San Francisco solano, partido de Quilmes.

Martínez tenía 55 años y 28 de servicio en la fuerza, por lo que estaba a punto de jubilarse.

Noticias de Policiales

Noticias de La Zona Norte