edición 5890 - visitas hoy 38113

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

07.08.2008 - 0:00

Denuncia que una patota de rugbiers lo desfiguró

Hace poco más de un mes, parte del plantel del Club Atlético San Isidro lo agredió salvajemente a la salida de un boliche. Los médicos le reconstruyeron la cara con tres placas de titanio y 35 tornillos
El 29 de junio pasado, Malcolm Glass, de 23 años, fue atacado por parte del plantel del Club Atlético San Isidro (CASI), cuando salió en defensa de un amigo que estaba siendo agredido. Pero lo que muchos a simple vista pueden considerar una simple pelea de boliche, tuvo consecuencias casi trágicas.

Según explica el padre del joven, Malcolm sufrió fractura del macizo facial derecho, del piso de órbita y de la pared lateral del seno maxilar derecho, por lo que el 2 de julio tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para que su cara fuera reconstruida, gracias a el uso de tres placas de titanio y 35 tornillos.

Ante semejante atrocidad, el juzgado de San Isidro caratuló como "Lesión grave" a la causa, mientras que los familiares de Malcolm presentaron un escrito ante el CASI, del cual aún no han recibido respuesta.

Por su parte, el joven, estudiante de arquitectura de la Universidad de Buenos Aires, trata de reconstruir su vida y mañana rinde un importante examen

"Si con vos no pudo toda la Primera del CASI, menos va a poder una materia como Historia de la Arquitectura", lo alienta su madre, publicó el diario Clarín.

Noticias de San Isidro

Noticias de La Zona Norte