edición 5898 - visitas hoy 18453

Pronóstico de Tutiempo.net
elcomercioonline.com.ar

Noticias de la Zona Norte

30.07.2008 - 0:00

Los hijos del matrimonio asesinado siguen desaparecidos

Los investigadores del doble crimen del matrimonio encontrado ayer asesinado a hachazos al costado de la Panamericana, a la altura de Campana, continuaban hoy con la búsqueda de los hijos de 8 y 11 años de la pareja que desaparecieron el mismo día que sus padres.
Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que en los operativos de rastrillaje, hasta el momento, sólo se encontró el auto incendiado de las víctimas en la localidad bonaerense de Los Polvorines.

Unos 50 policías bonaerenses con el apoyo aéreo de un helicóptero de la fuerza inspeccionaban, esta tarde, una zona de dos kilómetros a la redonda del lugar donde fueron encontrados lo cadáveres Marcelo Mansilla (41) y su esposa, Sandra Alicia Rabago (37).

Según las fuentes, las autopsias revelaron que Mansilla, un empleado de la empresa Petrobras, y su mujer fueron asesinados a golpes en la cabeza con un objeto que puede ser un hacha.

Los médicos forenses de la Policía Científica que practicaron las autopsias en la morgue de General Rodríguez determinaron que la pareja, aparentemente, fue asesinada en el mismo lugar del hallazgo y llevaban al menos tres días de muertos.

En el caso de Mansilla, los peritos determinaron que fue asesinado de dos hachazos, uno en la nuca y otro arriba de la oreja izquierda.

El hombre además tenía cinta de embalar tapándole la boca y los ojos y las manos atadas, mientras que los forenses encontraron que la mujer tenía las partes blandas y los huesos de la cara comidos por perros y roedores, dijeron los informantes.

La presunción es que también fue asesinada de un hachazo en el rostro y, a pesar de que también tenía una puñalada en el hígado, no era perforante y descartaron esa lesión como causa de muerte.

Los expertos también encontraron cinta de embalar en la cabellera de la mujer, lo que hace presumir que también estaba vendada o amordazada.

A los peritos que revisaron la escena del crimen les llamó la atención que ninguno de los dos cadáveres tuviera medias ni calzado, con lo que no descartan que hayan sido sacados de su domicilio por la fuerza.

Los peritos en rastros levantaron de la escena del crimen varios materiales para investigar en laboratorio: las mantas con las que estaban cubiertos los cadáveres, pelos, las cintas con las que los vendaron y, en especial, un guante de trabajo color gris, encontrado a 12 metros de los cadáveres.

A estos elementos se sumó esta tarde el Volkswagen Polo de la pareja que fue encontrado por la policía a metros de la estación de trenes de Los Polvorines, en el partido de Esteban Echeverría.

Según las fuentes, el vehículo estaba completamente incendiado y le faltaban algunas piezas mecánicas.

En tanto, los investigadores manejan la hipótesis de un crimen relacionado con una venganza en base a la brutalidad de la mecánica de las muertes.

Sin embargo, la desaparición de los chicos, un nene de 11 años y una nena de 8, le agrega a los pesquisas más misterio a un caso que aún no tiene sospechosos en la mira.

En ese sentido una de las líneas investigativas es que los chicos pudieron haber sido dejados en custodia a algún conocido por la propia pareja porque ellos sabían que estaban en peligro.

Mansilla era empleado de una estación de servicio de José C. Paz y junto a su mujer, ama de casa, vivían con sus hijos en Barrio Frino, de ese partido bonaerense, de donde desaparecieron el jueves, por lo que un hermano de la mujer radicó la denuncia por "averiguación de paradero".

El denunciante, que vive frente al domicilio de la pareja, declaró que la mañana que desaparecieron escuchó cómo el auto de su cuñado se iba del lugar a gran velocidad.

Los cadáveres fueron hallados ayer a la mañana en un sector de pastizales bajos ubicado al costado del Ramal Campana de la Autopista Panamericana, a la altura del kilómetro 60, en la localidad de Alto Los Cardales.

Un empleado de la autopista que realizaba tareas de limpieza se acercó al ver a unos perros olfateando, vio los cadáveres y avisó a la policía.

El caso es investigado por el fiscal de Zárate-Campana Marcelo Pernici, con jurisdicción en el lugar del hallazgo de los cuerpos, y por el personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Malvinas Argentinas que tuvo a cargo la denuncia inicial por la desaparición de las víctimas.

Noticias de Policiales

Noticias de La Zona Norte