www.elcomercioonline.com.ar

Herramientas: Escríbanos Agregar a Favoritos El Comercio como pagina de Inicio RSS/XML Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Noticias de la Región Metropolitana Norte

Buscar:

, visitas hoy 12754











09/03/2013 - 22:53 | Información General /

Muere Messenger, el programa que revolucionó la comunicacion humana

  Herramientas:disminuiraumentar
 Compartir:  

El Messenger, el software que hace poco más de una década disparó una revolución en las comunicaciones, con facilidades nunca vistas de diálogo por Internet al punto de detonar la explosión del sexo virtual, tiene su muerte anunciada para el viernes de la semana próxima.


Ese día, el gigante informático estadounidense Microsoft desactivará para todo el mundo, salvo China, los servidores que hacen funcionar el programa de computación que hizo masiva la mensajería instantánea.

Eso no significará retroceso alguno en el cambio cultural que gatilló, porque otros lo reemplazarán.

De hecho, el viejo programa venía perdiendo terreno ante las redes sociales con chat integrado como Facebook y los sistemas de mensajería móvil como Whatsapp.

La propia Microsoft ofrece en su reemplazo el Skype, mejor diseñado para la videollamadas con voz.

Sin embargo, el software pionero, con sus íconos característicos, sus zumbidos y emoticones, y que aún en decadencia sigue siendo el más popular del mundo con 100 millones de usuarios, ingresará para siempre al territorio de la nostalgia.

En rigor, las conversaciones por Internet habían comenzado antes con sistemas precursores que permitieron por primera vez a personas de cualquier parte del mundo conversar entre sí o en grupo, mediante frases escritas.

El MSN Messenger llegó el 22 de julio de 1999 en plena expansión de la banda ancha y la difusión de las computadoras hogareñas, con la simplificación de permitir el diálogo con los propios contactos de correo electrónico y desde cualquier máquina.

El “mésenyer” permitió charlar con amigos, parientes y gente conocida en general, pero además, era el complemento ideal para seguir en privado diálogos iniciados con recién conocidos en los sitios de chateo, donde las personas, protegidas por seudónimos, se permiten hablar con mucha libertad incluso de asuntos que no se atreverían a abordar bajo su verdadera identidad.

Como en cualquier otro lugar, en las salas de chat es posible conocer gente con intereses afines, discutir de política o iniciar una amistad, pero también se puede, y solo en ellas, expresar sin tapujos el deseo sexual explícito en todo el variado catálogo de la experiencia humana.

Como el nuevo programa ofrecía a quienes simpatizaran establecer un contacto individual directo para seguir dialogando en privado y al poco tiempo sumó la posibilidad de verse por cámara durante la comunicación, se produjo una explosiva irrupción del sexo virtual.

El fenómeno fue estimulado, además, por la inhibición para los contactos reales que aún causaba el temor al SIDA y con la tentadora posibilidad de practicarlo con personas de lugares remotos que de otro modo nunca se contactarían.

El chateo, con mayor o menor componente erótico, también fue el preludio de citas y aventuras de suerte diversa y no exentas de riesgo dadas las limitaciones para conocer cabalmente a alguien por Internet, lo que a su vez originó una cultura de la precaución, con un capítulo crítico de cuidar a los más chicos de la amenaza pedófila.

Así, se abrieron nuevas posibilidades para los romances junto con los amoríos furtivos, las relaciones clandestinas y la oportunidad de realización, incluso poligámica, de toda la diversidad del deseo, gracias a lo mucho que se facilitó la búsqueda de personas afines y complementarias.

En cierto número de casos fue el comienzo de relaciones estables y duraderas, incluso algunas que vencieron fronteras y océanos, improbables bajo las circunstancias anteriores.

En todo ese destape estuvo presente el "mésenyer", que así quedó asociado con emociones intensas de millones de personas, en una cantidad y forma imposibles de experimentar en épocas anteriores, la mayoría de las veces íntimas y secretas y sin duda imborrables.

Esa etapa en la vida de tantos se está cerrando en estos días en que los usuarios descargan la nueva versión 6 de Skype y siguen los pasos para incorporarle todos los contactos del Mesengger, mientras el viejo software se desactiva en sus computadoras en forma automática y para siempre.

Volver


-Secciones-

Actualidad >>

Deportes >>

El gobierno bonaerense dice que "es muy prematuro" para defin...

Katopodis se reunió con el Fiscal General y el Jefe Departame...

Más de 1.800 bonaerenses seguían evacuados por las lluvias

Tigre se repuso a la expulsión de Batalla a los cinco minutos...

Se confirmó que Cristian Pavón sufrió un desgarro

Se juega la superfinal Boca-River: Conmebol oficializó que el...

Economía >>

Información General >>

Entra en vigencia el bono para el sector privado

Jubilados terminarán el año con una pérdida de 25 puntos en s...

La venta de autos usados cayó casi 10% en octubre, pero mucho...

Trabajadores del Buenos Aires Design se movilizan por el cier...

Estalló una bomba casera en el cementerio de recoleta y una m...

Imputaron a Laura Alonso por dictar una resolución que desvin...

Espectáculos >>

Internacionales >>

Confuso incidente con el cómico Tristán en su departamento de...

Por el temporal, se suspendió la primera fecha del Personal F...

Fin de semana de noviembre con interesantes espectáculos en e...

El incendio más mortal en la historia de California deja 42 f...

Facebook registró una breve caída en algunas regiones del mun...

Un ex soldado mata a tiros a 12 personas en bar de California...

Política >>

Policiales >>

Hilding Ohlsson lanzó su candidatura a intendente de San Isid...

La UIF apela un fallo a favor de Cristina Kirchner

Massa junto a Giuliani en Uruguay

“Motochorros” mataron a una joven piloto de karting delante d...

Un joven fue asesinado y otro gravemente lesionado durante un...

De enero a noviembre se registraron 216 femicidios en el país...


COPYRIGHT © 2008 elcomercioonline.com.ar - Todos los derechos reservados.

Escribanos o envíenos sus sugerencias AQUÍ - por publicidad consulte AQUÍ