www.elcomercioonline.com.ar

Herramientas: Escríbanos Agregar a Favoritos El Comercio como pagina de Inicio RSS/XML Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Noticias de la Región Metropolitana Norte

Buscar:

, visitas hoy 31827










23/05/2007 - 18:00 | Actualidad /

No descartan que más personas hayan matado a Maria Marta

  Herramientas:disminuiraumentar
 Compartir:  

Una prestigiosa especialista en genética no descartó hoy que en la escena del crimen de María Marta García Belsunce haya habido más personas, además de los dos hombres y la mujer que dejaron rastros de sangre.


La hipótesis fue expuesta por la médica Ana María Di Lonardo, quien hoy fue la principal testigo en declarar en el juicio oral y público que se sigue contra el viudo Carlos Carrascosa por el homicidio de su esposa.

Di Lonardo, ex directora del Banco de Datos Genéticos del Hospital Durand -donde se identifican restos de desaparecidos durante la última dictadura militar- intervino como perito de parte de Carrascosa en los estudios de ADN a los que el viudo aceptó someterse el año pasado.

Esos análisis se efectuaron en base a rastros de sangre que fueron hallados en una pared del piso superior de la casa de María Marta y en una alfombra y descartaron que pertenecieran al viudo y a otros miembros de su familia que se hicieron el estudio.

Tras explicar que ninguno de los patrones genéticos se correspondían con Carrascosa, la especialista analizó los estudios efectuados por peritos oficiales en base a las muestras recogidas en la casa, etapa de la investigación en la que ella no participó.

Sin embargo, la médica -una de las más prestigiosas del país en materia de genética- dijo que en la sangre hallada, además del ADN de la víctima, "había patrones masculinos y femeninos".

"Por ejemplo, en una muestra aparece una mujer que no es la víctima, en otra parece que hubiera más de una mujer", explicó Di Lonardo, mientras exhibía ante los jueces una serie de cuadros que detallaban los resultados de los análisis.

Agregó, también, que "no se puede saber el número de hombres" que hubo en la escena del crimen, "sino sólo el género".

"Hubo hombre y mujer, pero pueden ser uno, tres o cuatro", remarcó la especialista, quien dijo que eso se debe a que en todas las muestras recogidas había "mezcla" de sangre de ambos sexos.

Debido a que el peritaje oficial arrojó que los ADN hallados se corresponden con el de dos hombres y una mujer, Di Lonardo dijo que ella "no aseguraría taxativamente" eso, aunque aclaró que no tenía "ninguna objeción" que realizar sobre el trabajo de sus colegas.

El fiscal Diego Molina Pico le consultó a la especialista si existía alguna posibilidad de que las muestras de sangre se hubieran alterado, en caso de que la pared en la que fueron encontradas se hubieran lavado con lavandina, como declararon algunos testigos que llegaron a la casa a poco del crimen.

Di Lonardo explicó que si las muestras se hubieran degradado, no hubiera sido posible encontrar el patrón genético y que, por sus conocimientos, la sangre sólo se puede alterar con formol o ácido.

Otro testigo que declaró en el juicio es el médico psiquiatra Eduardo Piaggio, quien efectuó varios tests psicológicos a Carrascosa a pedido de sus abogados para determinar los principales rasgos de su personalidad.

Piaggio afirmó que Carrascosa -quien está acusado de homicidio agravado o encubrimiento- "no posee rasgos impulsivos, agresivos ni violentos, sino que, por el contrario, es una persona sumamente pasiva".

Consultado sobre cómo actúa ante hechos estresantes, el médico respondió que "tiene cierta perplejidad ante circunstancias nuevas, muestra cierta inocencia e inmadurez ante situaciones de apremio y tiene una estima muy baja".

Sobre si existe la posibilidad de que cometiera un "acto irracional", Piaggio evaluó que "no es una persona capaz de un acto violento, sino más pasible de ser violentado".

Como el viudo siempre se muestra muy inexpresivo ante la gente, el defensor Diego Ferrari intentó que el médico diera alguna explicación, pero el psiquiatra sólo respondió que a su entender Carrascosa no era de esa manera.

"En realidad es muy sensible. Recuerdo que me dijo que el día más feliz de su vida fue cuando su esposa le dijo que aceptaba casarse con él", remarcó, para satisfacción de sus abogados. (Télam).

Volver


-Secciones-

Actualidad >>

Deportes >>

Elustondo y Grindetti encabezaron emotivo acto en Lanús

Cuarto encuentro plenario de delegaciones del Colegio de Escr...

Joven de 28 años murió tras accidentarse con un cuatriciclo e...

Vicente López recibe al pádel de más alto nivel

Tigre, en la despedida de Caruso Lombardi, perdió con Temperl...

Con dos piruetas y un Navarro supremo, San Lorenzo derrotó a ...

Economía >>

Información General >>

El gobierno baja por decreto los impuestos internos a autos d...

Para no ser pobre, una familia necesitó percibir 14.060 pesos...

La AFIP creó un sistema para que los empleadores controlen el...

El juez rechazó la excarcelación a Timerman y seguirá bajo ar...

La jueza que investiga la desaparición del submarino ya manej...

Sin novedades por el submarino, analizan un nuevo objeto dete...

Espectáculos >>

Internacionales >>

Burros Verdes: “Cada vez hay menos lugares para tocar”

“Santi Camacho escribe sobre los Sentimientos”

Murió la ex Gran Hermano Rocío Gancedo

Diez países latinoamericanos firmaron declaración en defensa ...

La explosión de Nueva York “fue un intento de ataque terroris...

Greenpeace entra en una planta nuclear en Francia para denunc...

Política >>

Policiales >>

El gobierno cerró filas con diputados de Cambiemos para aprob...

Intendentes peronistas bonaerenses expresaron “preocupación” ...

Fabián Brest “El Frente de Unidad de San Isidro representa a ...

Un muerto en un violento choque de un camión contra un puente...

Se quemaron más de un centenar de vehículos al incendiarse de...

Revelan que el 75% de los secuestros extorsivos se cometieron...


COPYRIGHT © 2008 elcomercioonline.com.ar - Todos los derechos reservados.

Escribanos o envíenos sus sugerencias AQUÍ - por publicidad consulte AQUÍ